Compartir

Ocurrió el último martes por la noche cuando personal Policía debió cortar el tránsito en la autovía que une Puerto Madryn con Trelew porque un vehículo comenzó a circular a contramano.

Se presume que la conductora estaba bajo los efectos del alcohol ya que en ningún momento hizo caso a las fuerzas de seguridad para detenerse.

Según publica Diario Jornada, luego de más de 50 kilómetros, el vehículo logró ser frenado en una estación de servicio a la salida de Trelew, y la mujer fue detenida y puesta a disposición de la Justicia.

Compartir