Compartir

El intendente Néstor Di Pierro adelantó que el Presupuesto Municipal del próximo año tomará como referencia un barril de crudo de entre 40 y 50 dólares. De todas formas y pese a las dificultades, dijo que «tenemos garantizados los sueldos» y «lo primordial es la defensa de los puestos de trabajo.

El intendente Néstor Di Pierro adelantó ayer que “cuando se hizo el presupuesto el año pasado, se tomó un precio del barril cercano a los 80 dólares, obviamente eso no ocurrió y para el próximo año, se pensará en función de un barril entre 40 y 45 dólares”.

En ese sentido, el jefe comunal explicó que ante la crisis en la actividad hidrocarburífera, desde el Municipio se tuvo menos ingreso de lo presupuestado para 2015 que representó alrededor de 170 millones de pesos, lo que equivale a tres masas salariales.

Por tal motivo, Di Pierro sostuvo que “lo primordial siempre es la defensa de los puestos de trabajo, tenemos garantizados los sueldos de los empleados municipales y el normal funcionamiento de los lugares operativos. Simplemente-aseveró-, se hará una economía de tipo familiar, es decir que las cosas que no son importantes y que estaban presupuestadas ya no se comprarán”.

En alusión a los ajustes en las arcas municipales, el intendente señaló que “cuando se cae la actividad, impacta no solo en el ingreso por regalías petroleras y coparticipación, sino también en todo lo que subyace alrededor como, por ejemplo, en los aportes de ingresos brutos porque los comerciantes venden menos”.

Por lo tanto, anticipó que mañana habrá “una reunión con la presencia del gobernador Martín Buzzi y haremos un trazo sobre la realidad, priorizando las cuestiones operativas, dejando de lado lo irrelevante y que no hace al funcionamiento pleno del Municipio ni a la atención a la comunidad”.

Recortes

De esa manera, el jefe comunal confirmó que se harán recortes en aquellos sectores que no son operativos y que no tienen incidencia “de la puerta del Municipio para afuera” y garantizó que continuará la obra pública debido a que los fondos se dirigen a una cuenta especial.

“En estos tres últimos años hemos tratado de tener una gestión ordenada y de trabajar de forma aunada con los dos sindicatos municipales -SOEM y APJ-, por lo que les agradezco nuevamente su acompañamiento y participación en los logros obtenidos, como la Planta Transitoria, la jubilación de muchos agentes y los beneficios que permitieron mejorar la calidad del servicio y del trabajador municipal”, subrayó.

SCPL y los problemas pendientes

A su vez, Di Pierro manifestó su preocupación ante las problemáticas en el funcionamiento de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada (SCPL): “no puedo dejar problemas al intendente que venga, por eso estamos trabajando para dejar soluciones”, dijo.

En ese contexto, expuso que los temas centrales que no permiten el normal abastecimiento para los servicios de luz y agua en la ciudad, se deben a la falta de “inversión y operatividad” por parte de la institución.

“Esto es una historia vieja y evidentemente no puede funcionar la Cooperativa así y la Provincia no puede no tener un mantenimiento del acueducto y no bajar los fondos necesarios para que funcione bien”, argumentó.

En esa línea, Di Pierro recordó que “el mantenimiento y operación del acueducto se da mediante un convenio entre la Cooperativa y la Provincia, pero si ese acueducto no funciona, nos repercute a todos porque no tenemos agua en la ciudad”.

Por ello, sostuvo que “desde el Municipio hemos ido al ENOHSA para conseguir cuadrillas de saneamiento y mantenimiento, fondos para la cisterna, para hacer un nuevo subacueducto de Manantiales Behr a Ciudadela y para los acuíferos, así que no puede seguir pasando esto, la falta de previsión para dar una rápida solución”

Compartir