Compartir

Mientras la conducción provincial y la mayoría de las regionales aceptaron la propuesta de Provincia para pagar en dos cuotas el incremento del ítem Zona, en esta ciudad había medidas de fuerza desde que terminó el receso invernal, aunque con el correr de los días cada vez eran menos los docentes que se plegaban a la protesta.

Luego de 37 días, hoy vuelven a las aulas el grupo de docentes que en Comodoro Rivadavia mantenía medidas de fuerza que consistían en ir a sus escuelas, dar el presente y no dictar clases. En los últimos días eran cada vez menos y en las últimas marchas «de antorchas» se pudo apreciar que tampoco contaban ya con el apoyo de los padres, algunos de los cuales presentaron recursos de amparo ante la Justicia para que vuelvan a trabajar.

Por eso ayer la dirigencia sindical que responde a Rosario Carolina Flecha dispuso suspender las medidas de fuerza que comenzaron el 27 de julio. Hasta horas antes intentaron sumar a sus pares de otras regionales para que dejen de dictar clases en forma normal y se sumen al conflicto.

En Puerto Madryn, anteayer el Consejo Ejecutivo de ATECh -que reúne a las seis regionales de la provincia- decidió mantener el acuerdo alcanzado por la Junta Ejecutiva con Provincia para llegar al 80% de Zona en dos etapas, una en diciembre y otra durante el primer trimestre de 2016.

La oferta gubernamental fue bien aceptada por las regionales Este, Oeste y Noreste, mientras que en Noroeste, Suroeste y Sur se mantuvo la intransigencia.

«El Cuerpo de Delegados de la Regional Sur de la ATECH informa a la comunidad que por el momento suspende las medidas de fuerza y retorna a las aulas. Esto no significa abandonar la lucha ni claudicar nuestros reclamos históricos», planteó la Regional Sur en un comunicado difundido anoche.

«Seguiremos trabajando hasta sumar a la mayoría de nuestros compañeros de las escuelas y del resto de la provincia en la defensa de los derechos como trabajadores profesionales de la educación, como así también la defensa de los derechos de nuestros alumnos», apuntaron.

«Exigimos una Educación a la altura de las necesidades de la comunidad con el convencimiento de la necesidad de señalarle al Gobierno que si hay incumplimientos, ahí estaremos», sostiene el texto firmado por la Regional Sur, algunos de cuyos dirigentes se vieron envueltos en polémicas con el Gobierno porque en las PASO se presentaron como precandidatos a varios cargos (Carlos Magno al Parlasur, por ejemplo) en el Partido del Trabajo y del Pueblo (PTP) y entonces se mezclaron los discursos sindicales y partidarios.

PRESION DE PADRES

Lo cierto es que esta vez los padres mucho tuvieron que ver en que la Regional Sur decidiera levantar sus medidas de fuerza. Es que fueron muchos los que decidieron hacer sus propias asambleas para reclamarles a los docentes que vuelvan a dar clases. De hecho, en las convocatorias de los padres algunos de ellos tenían el chaleco amarrillo con la inscripción «Padres en Lucha» que los identificaba en el conflicto de 2013 cuando fueron a las rutas con los docentes. Este año, muchos consideraron un despropósito la medida de fuerza.

Por ese camino también comenzó a tomar dimensión el conflicto en la Escuela 13 el jueves pasado, cuando los padres impidieron el ingreso de los docentes. Una maniobra para que les corra la falta y pierdan el presentismo. De este modo les desalentaron la medida. Pero ayer liberaron el acceso porque «igual están sumando el presentismo porque van a otras escuelas».

Los docentes quieren que el ítem de zona patagónica alcance el 80% en los recibos de sueldo. En 2013, y tras 75 días de medidas de fuerza, ATECh firmó con el Gobierno provincial el compromiso. Sin embargo, el ítem pasó del 40% al 65% y no volvió a subir otro escalón en todo 2014. Este año, los docentes retomaron el reclamo por esos quince puntos porcentuales faltantes.

Compartir