Compartir

El docente de la Escuela 83 acusado de abuso, Marcelo Navarro, fue imputado por el delito de abuso sexual simple agravado por su condición de docente. Seguirá libre, aunque no podrá salir de la ciudad sin permiso judicial. Se fijó un plazo de seis meses para la investigación. En fiscal Marcelo Crettón brindó detalles en diálogo con Actualidad 2.0 y dijo que la imputación es sobre un solo caso, pese a que hay dos denuncias. Es que una de ellas no se formalizó porque “la familia de la víctima se fue a otra ciudad y tenemos dificultades para hacer la validación del delato de la menor”. En cuanto a la pena prevista, anticipó que es de “entre 3 y 10 años”.

“Hoy el Ministerio Público Fiscal imputó por el delito de abuso sexual simple agravado por la calidad de encargado de la institución en contra del señor Marcelo Navarro», confirmó el fiscal Marcelo Crettón.

Dijo que Marcelo Navarro “constituyó un domicilio en un estudio jurídico y tiene la prohibición absoluta de abandonar el país y la ciudad sin permiso judicial, cualquier viaje o cualquier situación la debe manifestar”.

Si bien son dos las denuncias hacia el docente por abuso de menores, una de ellas aún no se formalizó debido a que la familia de la menor «decidió radicarse en otra ciudad, y se debe trabajar en otras instancias para que se pueda validar el relato. La denuncia la radicaron acá porque el hecho fue acá. Es muy parecido al otro hecho pero no se ha hecho la validación con la psicóloga forense que es imprescindible para dar curso a una formalización. Como se fueron a otra ciudad es dificultoso hacer ese trámite”, explicó.

«Hasta ahora la recepción de testimonio, el relato del menor ha sido validado por la psicóloga y ahora restan las pruebas informáticas de los allanamientos realizados y pedidos de la querella que son nuevos elementos de prueba que los vamos a diligenciar en el transcurso de este mes», resumió el fiscal.

Comentó que Navarro “hoy se presentó al a audiencia” pero “no declaró; se abstuvo. Escuchó la acusación, brindó datos personales y nada más”.

Contó que se constituyó el doctor Miguel Donnet como querellante en la causa, una figura autónoma que tiene facultades más amplias porque también puede requerir medios de prueba y acompaña la investigación del fiscal”.

El plazo para la investigación es de seis meses.

PENA PREVISTA

Crettón indicó que se trata de “un abuso sin acceso carnal; por eso es simple”. Dijo que el agravante se da por el rol de docente. Y comentó que “el abuso simple tiene una pena de 6 meses a 4 años y con el agravante ya es cuantitativamente mayor, de 3 a 10 años”.

Consultado sobre si existe la posibilidad de un juicio abreviado, aclaró que eso se evaluaría “más adelante pero por ahora tiene esa calificación. El juicio abreviado habla de delitos hasta una pena máxima de 8 años pero depende de la pretensión punitiva del fiscal cuando termina su acusación”.

“El plazo de investigación corre para la Fiscalía y la querella. Si está concluida la investigación cada uno hace su acusación que puede o no coincidir. Hasta ahora coinciden”, resumió.

Entre las pruebas que se pueden colectar está el testimonio del nene afectado. “Lo primero que hicimos es el contacto directo con la psicóloga forense y ahora se hace Cámara Gesell por ser menor”.

Confirmó que “no pidió seguridad el imputado”.

En cuanto a la visita de los padres que le entregaron el pedido de justicia dijo que “se lo recibió antes de la audiencia y luego tuve contacto con los papás de la víctima; estuvimos en la audiencia y luego con su abogado”.

PRESENTACIÓN DE LOS PADRES

Mientras tanto, los padres de la institución siguen reclamando justicia. María, una de las mamás confirmó que le entregaron al fiscal Marcelo Cretón una nota con firmas pidiendo “que “se agilice la investigación para que esta persona esté detenida porque es un pedófilo”.

“La justicia tiene su tiempo; es burocrático pero abusó sexualmente de un niño. Hay dos casos”, recalcó la mamá.

Relató en Radio Del Mar que “estábamos apoyando a la familia que también estaba adentro; no podemos hacer mucho como papás pero mostramos que estamos presentes y no queremos que quede impune el caso porque es gravísimo. Este caso es un caso de pedofilia, es un maestro que abusó de un menor”.

“Vinieron docentes y acompañaron. Queremos justicia. Da mucha bronca esto porque la mayoría tenemos toda la confianza de dejar a los chicos en la escuela”, cerró María.

Compartir