Compartir

En una reunión previa a la inauguración de la 59na. Conferencia Internacional de la OIEA, y acompañado por los principales representantes del sector nuclear nacional, De Vido anunció a los diplomáticos latinoamericanos la candidatura del embajador argentino en Austria, Rafael Grossi, a la Dirección General del organismo internacional, en reemplazo del japonés Yukiya Amano.

El segundo mandato de Yukiya Amano, quien intentará ser reelecto, concluye en 2017.

Desde 1957, desde su creación, la OIEA ha tenido como directores generales a representantes de Norteamérica, Europa, África y Asia.

«En sesenta años de historia jamás un latinoamericano ocupó esta importante posición; ha llegado la hora de que Latinoamérica también haga su aporte al frente del OIEA», enfatizó De Vido.

Además de los representantes de América latina y el Caribe, la Argentina buscará el apoyo de otros países, como los emergentes.

«Tenemos un candidato creíble, con más de treinta años de trabajo en la materia de energía nuclear y no proliferación», afirmó De Vido, quien recordó que Grossi -actual gobernador y representante permanente de la argentina ante la OIEA- ha sido jefe de Gabinete y director general adjunto para Asuntos Políticos del organismo.

A su turno, los representantes de América latina y el Caribe -como Brasil, Colombia, Bolivia, Chile, Ecuador, Perú, Cuba y Venezuela, entre otros- destacaron las cualidades de Grossi, su simpatía con la candidatura y el compromiso para que la región tenga más representación en el organismo.

«Desde la Dirección General de la OIEA proyectaremos una visión, una manera de ver al mundo y un ideario que no será otro que el latinoamericano», prometió De Vido, en el Argentina Lounge, en el Austria Center de Viena.

Compartir