Compartir

Osvaldo Eduardo Rolón se acercó ayer la Seccional Quinta para efectuar un trámite y los efectivos comprobaron que tenía un pedido de captura. Está implicado como presunto autor en un doble caso de abuso sexual contra dos niñas ocurrido semanas atrás en su casa del barrio Isidro Quiroga. La Fiscalía hoy lo imputará y pediría su prisión preventiva.

Por orden de la juez penal Gladys Olavarría, desde hace varios días era buscado Osvaldo Eduardo Rolón, sospechoso de abusar sexualmente de dos niñas, de 3 y 5 años. No había sido hallado en su domicilio y tampoco en su lugar de trabajo.

Sin embargo, en la mañana de ayer el hombre se presentó en la comisaría de las avenidas Lisandro de la Torre y Patricios para efectuar un trámite administrativo. Allí, los uniformados corroboraron que Rolón tenía pedido de captura y fue conducido a un calabozo a disposición de la justicia.

Durante la mañana de hoy será sometido a la audiencia de control de detención en la Oficina Judicial, donde el Ministerio Público Fiscal lo imputará como sospechoso por el delito de abuso sexual.

Respecto al estado de la causa, profesionales se entrevistaron con las víctimas, aunque todavía falta la validación de esa prueba por parte de la psicóloga forense.

Fuentes judiciales precisaron a El Patagónico que de acuerdo a la denuncia, el sospechoso habría sido sorprendido con una de las niñas por la madre de ésta, desnudos en una habitación de la casa del individuo.

Ante la situación, la mujer corrió a la cocina, tomó un cuchillo y le recriminó qué hacía con la nena. Luego le propinó distintos cortes en el cuerpo y se retiró para denunciar el delito ante la Seccional Quinta. El presunto abusador reside a sólo 20 metros de la casa de la madre de la víctima y mantenían una relación de vecinos.

El ataque sexual habría ocurrido hace más de una semana y la justicia luego efectuó un allanamiento en la casa de Rolón. Allí, los investigadores secuestraron diferentes elementos que lo comprometerían.

Como consecuencia de ese primer caso, la prima de la niña, de 5 años, contó a sus padres que habría sido tocada por el mismo individuo. La agencia de abusos sexuales de la Fiscalía también investiga ese caso.

fuente: el patagonico

Compartir