Compartir

En la mañana de ayer la policía recibió dos llamados de alerta. Una mujer pedía ser rescatada por la noche de la whiskería «Danielito» donde decía que la tenían secuestrada. Mientras se tramitaba la orden de allanamiento al local nocturno situado en el barrio Ceferino Namuncurá, personal policial de consigna interceptó por la tarde dos autos con dos hombres y tres mujeres que abandonaban el lugar. Los dos individuos y la encargada del local quedaron detenidos a disposición de la Justicia Federal por presunta trata de personas, mientras las mujeres permanecen a resguardo.

Personal policial de la Seccional Segunda en conjunto con sus pares de Drogas Peligrosas cumplieron ayer con un extenso procedimiento en un sector del barrio Ceferino Namuncurá por un caso de presunta trata de personas. Los efectivos permanecieron al menos ocho horas en las adyacencias del Night Club «Danielito» hasta concluir con las diligencias.

Todo comenzó a las 11:30 cuando el oficial de servicio de la comisaría de la calle Viamonte recibió un primer llamado telefónico anónimo, «donde una persona pedía que concurra personal policial al local nocturno porque seguramente había ocurrido algo», precisó a El Patagónico el jefe de la seccional, comisario Ariel González.
Una comisión policial golpeó las puertas de la whiskería pero no atendió nadie, por lo que el móvil regresó al patrullaje. A los 20 minutos «volvió a llamar otra persona solicitando que si a la noche la podían rescatar y cortó», agregó el jefe policial.
Ante esa circunstancia se dio intervención al Juzgado Federal, a cargo de la juez Eva Parcio, y se iniciaron las diligencias en torno a un caso de presunta trata de personas. Como primera medida el comisario de Drogas, Julián Vilches, dispuso de personal de civil como consigna hasta tanto se autorizara una orden de allanamiento en el local nocturno ubicado sobre el pasaje Machado casi Curupaití. El local «estaba habilitado legalmente porque se controla todos los sábados», apuntó González. En tanto, los patrulleros rodearon la zona de modo preventivo.

TRES DETENIDOS

En un momento dado de la tarde salieron de la whiskería cinco personas -dos hombres y tres mujeres- a bordo de dos automóviles, los cuales fueron interceptados por los policías a los pocos metros del local. Ya a las 16:15 se autorizó allanar el comercio nocturno y además la requisa de los autos Ford Fiesta -dominio IAI 324- y un Renault Mégane, patente GWI 477.

Entre los distintos bolsos con prendas de vestir que trasladaban las mujeres en los autos la policía secuestró unos 10 mil pesos que estarían vinculados con el comercio sexual que se ejercería en ese local. Además, se incautaron teléfonos celulares, los vehículos y se ordenó la detención de dos hombres y la administradora del lugar en relación a la causa.

Fuentes oficiales identificaron a los detenidos como Pablo Daniel Azócar (41), Santiago Burñigo (25) y Diana Francisca González (26). Todos quedaron a disposición de la Justicia Federal. En tanto, las mujeres -dos de nacionalidad argentina y la restante paraguaya- quedaron a resguardo de los profesionales del organismo federal.
Ahora resta determinar la situación en las que trabajaban las mujeres, si lo hacían por propia voluntad o si eran obligadas a prostituirse. De ello se encargará la Justicia Federal. «Puede ser que sean ellas las que estaban requiriendo la asistencia, pero eso se verá al final de la investigación», analizó el jefe de la Seccional Segunda. fuente: Patagonico

Compartir