Compartir

El fiscal Martín Cárcamo, de la Agencia de Delitos Sexuales del Ministerio Público Fiscal, comentó que se realizó un allanamiento en el barrio General Mosconi, autorizado por el doctor Miguel Caviglia, “con el fin de secuestrar material informático para determinar la existencia de material pornográfico infantil, que ya ha sido visto en Facebook y comunicado a Missing Children y el Ministerio Público Fiscal de Buenos Aires y Comodoro”. Comentó que “los elementos que se han secuestrado están siendo peritados” y que “no se ha solicitado la detención de ninguna persona; a pesar de que el Ministerio Publico Fiscal sospecha de una”. En el domicilio allanado residen mujeres. “En Comodoro hay cuatro reproducciones de este video que se publicó y a partir del entrecruzamiento de datos podría desbaratarse alguna banda”, confirmó Cárcamo. Foto: archivo.

En diálogo con La Cien Punto Uno, el fiscal aclaró que la organización mundial conocida como Missing Children tiene un convenio suscripto con los máximos proveedores del servicio de internet, entre los que se encuentran la red social más usada: Facebook.

“Estas empresas proveedoras le reportan la publicación de material de pornografía infantil y esta organización se encarga de distribuirla a los diferentes países. Hay un convenio suscripto con el Ministerio Público Fiscal de Buenos Aires en el cual toda la pornografía infantil que se detecte a través de internet y que sea publicada desde Argentina la deriva a los distintos países”, explicó.

En diálogo con La Cien Punto Uno, aclaró que se trata de “una publicación de un usuario de Facebook que ya está identificado. No está confirmado si es un hombre o una mujer, pero en el domicilio que se allanó residen personas de sexo femenino”.

En este marco, el fiscal señaló que “en Comodoro hay cuatro reproducciones de este video que se publicó y a partir del entrecruzamiento de datos podría desbaratarse alguna banda que pude dedicarse a la reproducción de este tipo de videos. Ahora nos encontramos en una etapa de averiguación preliminar”.

“Tenemos una decena de casos de esta naturaleza y el Ministerio Público trabaja para ver si hay algún tipo de relación entre la totalidad de estas publicaciones”, dijo y aclaró que “no se trata de producción de material pornográfico, sino de reproducción”.

Compartir