Compartir

Cuando el colectivo abrió sus puertas para que bajen en la parada, un individuo arrebató el celular a un pasajero y huyó. El damnificado también descendió y comenzó a perseguir al ladrón, hasta que éste, al cruzar la avenida Rivadavia esquina Alsina, fue atropellado por una camioneta, cuyo conductor se dio a la fuga. El individuo quedó tendido en el piso con expresiones de dolor, y se le cayó el celular que había robado, como así también una filosa daga. Fue trasladado al Hospital Regional.

Un particular caso policial tuvo lugar alrededor de las 20 de anoche en intersección de las avenidas Rivadavia y Alsina. Un joven había sido atropellado por una camioneta cuyo conductor se habría dado a la fuga.

Al menos ésa era la primera información que aportaron ocasionales testigos al personal policial interviniente de la Seccional Segunda, que solicitó colaboración de inspectores de tránsito mientras esperaban por una ambulancia, pero en el lugar y entre decenas de curiosos estaba el testigo principal del hecho, Javier, un joven de 29 años que minutos antes viajaba en un transporte público de la línea 3 que regresaba por Rivadavia desde el centro y al llegar a la parada de avenida Alsina, relató que “se abrió la puerta para que descendieran pasajeros, de pronto éste me empuja y me arrebata el celular, se baja y se larga a correr, así que tuve también que bajarme a correrlo… cuando se largó a correr y cruzar la Rivadavia hacia abajo, fue cuando se llevó por delante una camioneta que lo tocó de frente… No recuerdo qué tipo de camioneta era, algunos hablan de una Toyota Hilux y otros de una Ford Ranger, pero que siguió su camino….”, relataría a Crónica el damnificado por hurto y testigo principal Javier, quien pudo recuperar su teléfono celular que cayó sobre la cinta asfáltica al igual que otras pertenencias del frustrado y malherido ladrón, entre las que se encontraba un cuchillo con una filosa y puntiaguda punta.

Muchos pensaron que simulaba, otros no tanto. Lo cierto es que el individuo en cuestión estaba de bruces en el suelo dando muestras de dolor y en estado casi inconsciente y así lo subieron a la camilla y luego entró a la ambulancia que lo trasladó al Hospital Regional, acompañado de una custodia policial para poder identificarlo e incluso imputarlo por el cargo de hurto en grado de tentativa.

Compartir