Compartir

El 14 de este mes, un vecino del barrio San Benito de la ciudad de Río Gallegos había encontrado un cráneo en un baldío. En rastrillajes posteriores se halló ropa perteneciente a una mujer salteña de 26 años desaparecida una semana antes, luego de salir de un pub. Finalmente, la prueba de ADN confirmó que los restos óseos pertenecen a la joven que era buscada desde el 6 del corriente. El juez ya le informó a los familiares. Ayer la policía secuestró un automóvil y demoró a dos individuos en relación al hecho.

La prueba de ADN realizado al cráneo hallado en la zona del barrio San Benito, reveló que es positivo al de Marcela Estefanía Chocobar, quien desapareció a la salida de pub de Río Gallegos el pasado 6 de septiembre.

Los estudios realizados en Buenos Aires confirmaron que son compatibles con las muestras entregadas por una de las hermanas de Chocobar, indicaron ayer fuentes judiciales a la Agencia de Noticias Austral.

Las autoridades del Juzgado de Instrucción Nº 3 informaron a los familiares de la joven trans sobre el resultado del examen.

En el marco de esta desaparición, y que ahora confirma un homicidio, la Policía secuestró ayer a la mañana un Renault 9 en la esquina de las calles Tucumán y Buenos Aires y demoró a dos hombres. También se libró órdenes de allanamientos en el asentamiento denominado “Madres a la lucha” al este de Río Gallegos.

El hallazgo del cráneo

Un vecino halló el cráneo el pasado 14 de septiembre en un lote baldío del barrio San Benito, de Río Gallegos. Luego, en los rastrillajes por la zona, se hallaron prendas de vestir de la joven trans salteña de 26 años desaparecida una semana antes, luego de salir de un pub ubicado en la costanera de la ciudad capital santacruceña.

Las cámaras de seguridad del local nocturno habían registrado un Renault 9 color rojo en cercanías del lugar, al que habría abordado la muchacha la mañana que fue vista por última vez.

Compartir