Compartir

Un remisero de la agencia «Aleisa» fue víctima de un asalto el domingo a las 9 en el corazón del barrio 30 de Octubre. El pasajero se hizo llevar desde el Jorge Newbery hasta las 1008 y cuando llegó amenazó al chofer y se llevó la billetera, el teléfono celular y las llaves del auto.

Un remisero de la agencia «Aleisa», ubicada en la avenida Juan XXIII frente al cementerio Oeste, fue víctima de un asalto el domingo a la mañana en el barrio 30 de Octubre.

Según denunció en la Seccional Quinta el propio damnificado, sobre las 9 levantó a un pasajero en Rivadavia y Patagonia del barrio Jorge Newbery. Dijo que el joven se mostró afable en todo momento, conversando amistosamente mientras pidió que lo llevase hasta el Sector 9 del barrio 1008 Viviendas.

Hasta allí llegó el remisero a bordo de un Chevrolet Corsa blanco. Cuando finalizó el recorrido, el cliente que se había sentado en la parte trasera le apoyó un caño en la nuca y le exigió que le entregara todo lo que tenía. Según la Policía, el remisero no vio en ningún momento el arma de fuego, pero sintió la boca de un caño en la cabeza.

El delincuente, de entre unos 20 y 25 años, le sustrajo la billetera con 800 pesos y le llevó también el teléfono celular. Además, se llevó también la llave del vehículo que finalmente arrojó en uno de los pasillos de los edificios.

Enterados del robo, otros remiseros buscaron por el lugar indicios del delincuente, pero no pudieron hallarlo. Sin embargo, encontraron la llave del auto y de ese modo el remisero pudo seguir viaje.

Sobre el mediodía del domingo se presentó en la comisaría de Lisandro de la Torre y Patricios y radicó la denuncia. En el caso ahora trabajan la Brigada de Investigaciones y el Ministerio Público Fiscal.

Compartir