Compartir

Así lo establece un decreto de necesidad y urgencia que rige desde el viernes. Ningún cirujano que trabaje para el sistema público en Chubut puede retirarse del sistema sin reemplazo. El decreto ingresó ayer a la Legislatura, donde deberá ser ratificado por los diputados provinciales.

Con fecha del 2 de octubre, y seis días antes de que se haga efectiva la renuncia preavisada por los cirujanos del sistema público de salud de la provincia, el gobernador Martín Buzzi y todos los ministros de Gabinete rubricaron el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 1432 que declara la emergencia en «los servicios, divisiones y secciones de cirugía y/o clínica quirúrgica de los efectores del subsector estatal de salud de la provincia» por el plazo de tres meses.

Hay que recordar que los cirujanos del sistema público de salud de Chubut presentaron su renuncia en una actitud corporativa de solidaridad con aquellos médicos que fueron denunciados ante la Justicia por la Fiscalía de Estado, al comprobarse que en horarios en que debían estar trabajando en los hospitales públicos realizaban operaciones en quirófanos de clínicas privadas.

El escrito firmado por el gobernador dispone que durante tal periodo las renuncias de los médicos que presenten servicios o cumplan funciones en la especialidad, quedarán suspendidas «hasta tanto otro profesional acepte desempeñar las mismas, o sea aceptada su renuncia».

El decreto ingresó ayer por mesa de entradas en la Legislatura provincial, donde deberá ser ratificado. Sin embargo, el Decreto ya está en vigencia desde su firma y la única modificación que imprime el aval de los diputados provinciales es que la emergencia declarada se convierta en ley sin la acotación temporal que establece la necesidad y urgencia, que en este caso es por tres meses.

Para obtener tal condición, el instrumento debe obtener una mayoría especial de 18 votos y la titular del Frente para la Victoria, Argentina «Ika» Martínez anticipó su apoyo al indicar en diálogo con Radio del Mar que el mismo tomará estado parlamentario en la sesión del martes que viene y que la intención es analizarlo en el seno de la comisión para llevarlo a recinto durante la sesión del jueves 15.

Por Chubut Somos Todos, Jerónimo García no anticipó si darán el acompañamiento, pero consideró que el decreto no tiene efecto suspensivo sobre la renuncia de los médicos del servicio porque la misma ya es efectiva desde el momento en que se dio el preaviso. «La legislación es hacia adelante y no hacia atrás, se debería haber decretado con anterioridad porque esta gente ya renunció», expresó.

Sobre este interpretación, fuentes jurídicas consultadas indicaron que la renuncias se hacen efectivas cuando lo son, mientras que los preavisos son justamente el aviso de que en determinada fecha se renunciará. A ello debe añadirse que en el caso del empleo público no existe el preaviso con lo cual desde el momento en que este se otorga, se está dando un mes para renunciar efectivamente.

De tal explicación, se concluye que el decreto promovido por el Ejecutivo provincial efectivamente suspende las dimisiones de los cirujanos del sistema público provincial, con lo que podrían caber incluso medidas sancionatorias o denuncias por abandono de persona de cumplirse la advertencia de los cirujanos, de que mañana dejarán de prestar el servicio.

Compartir