Compartir

La oficial a cargo del área, titular de la Comisaría de la Mujer, Cynthia Gallegos, resaltó la importancia que tiene la comisaría como institución para la ciudad.

La funcionaria policial señaló que “en nuestra ciudad particularmente atendemos a mujeres pero también a sus hijos, existe una gran cantidad de niños que son afectados por uno de los delitos más graves que es el abuso sexual, dependiendo de la problemática, el protocolo de atención está vinculado a lo que es violencia familiar en relación a la pareja y pretende aconsejar a la mujer sobre las acciones que puede realizar en casos de hostigamiento”.

“La violencia contra la mujer está tan naturalizada que no existe un día en el que no recibamos una persona que necesite de nuestra atención” explica Gallegos, con respecto a la frecuencia de los casos.

Hoy la ciudad atiende a razón de 8 mujeres por día que se acercan a la Comisaría de la Mujer declarándose víctimas de violencia de género; la oficial afirmó que “en más de la mitad de la población es moneda corriente cualquier tipo de maltrato sin tener en cuenta por lo que tienen que pasar los niños que también son perjudicados por esta situación”.

A estos últimos, declaró, “no los recibimos por lo que puede llegar a ser amenaza o maltrato pero sí abuso sexual, lo que refleja más aun el nivel de gravedad de esta problemática social”.

Esta institución recibe –en la mayoría de los casos- a mujeres que rondan entre los 16 y 45 años, pero esto no quiere decir que haya mujeres mayores que no pasen por situaciones de violencia, sino que no se atreven a manifestar lo que les sucede en el ámbito privado.

Siendo Comodoro Rivadavia una ciudad que tiene altos niveles porcentuales de gente que se aproxima a trabajar de diferentes lugares del país tanto como del extranjero, la oficial Gallegos dijo que “la mayoría de los casos que llegan a la Comisaría de la Mujer son de nacionalidad boliviana y argentina y otros casos puntuales con menor frecuencia hacia paraguayas y dominicanas”.

Por último, Gallegos destacó que “es importante que todas aquellas personas que estén pasando por situaciones de violencia, no importa de qué tipo, deben armarse de coraje y acercarse a la comisaría, ese es el primer paso fundamental para terminar con un estilo de vida que es nocivo para la persona en cuestión y también para su entorno”.

Compartir