Compartir

«Quiero decirles que no voy a inventarme ni enemigos ni peleas sin sentido, no voy a hablar y no escuchar, y menos por cadena nacional. Basta», apuntó el candidato a Presidente y jefe de gobierno porteño insistió en que lo de las pautas «truchas» es «un error de carga».

El candidato a Presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, sólo estuvo por la tarde en Comodoro Rivadavia, con una apretada agenda y un breve discurso en la Asociación Italiana donde repasó algunas de sus propuestas y le dio el apoyo directo a sus candidatos en Chubut, todos del radicalismo.

Macri estuvo acompañado del senador nacional Ernesto Sanz, que compitió en la interna de Cambiemos también con Elisa Carrió en agosto. Lo acompañaron en su breve estadía el candidato a intendente, José Gaspar (UCR); el aspirante a gobernador, Carlos Lorenzo (UCR); el candidato a diputado nacional, Miguel Díaz Vélez (Pro), y el candidato a senador, Mario Cimadevilla (UCR).

Antes del acto central, Macri mantuvo una reunión con el sindicalista petrolero Jorge «Loma» Avila, para conversar sobre las negociaciones que buscan evitar los cierres de empresas y los despidos. En diálogo con FM La Petrolera, Avila dijo: «no esperaba tener tantas coincidencias como las que tuvimos en la defensa de los intereses de la región, una charla agradable».

«Nosotros hemos decidido que vamos a ser protagonistas de una Argentina distinta. Hemos decidido que no vamos a volver a confiarle lo más importante que tenemos, que es nuestro futuro, a aquellos que hace 25 años que gobiernan y que cumplen muy poco», apuntó, en tanto, Macri en el acto en la Asociación Italiana.

«La Argentina que soñamos es Federal. Pero Federal en serio, basta de ‘sanata’ de gente que viene de provincias y terminan olvidándose de sus propuestas y compromisos federales. ¿O no Mario, que estaba sentada al lado suyo?», hablándole a Cimadevilla en alusión a la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

Macri repasó tres propuestas. La primera fue Pobreza Cero, la segunda la lucha contra el narcotráfico («juntos vamos a echar al narcotráfico de la Argentina», afirmó) y la tercera propuesta «es unir a los argentinos».
«Vamos a poner en marcha el plan de infraestructura más importante en la historia de la Argentina, que significa para Comodoro terminar las obras que mejoren el suministro del Lago Musters y que tengan agua», indicó el jefe de la Ciudad de Buenos Aires.

También consideró importante concluir caminos que mejoren la conectividad en la Patagonia. «Hacer la autovía entre Comodoro y Caleta Olivia, que son 92 kilómetros de un desarrollo fundamental para la región, y resolver los accesos de la ruta 3 y un nuevo by pass para que la ciudad pueda crecer», apuntó.

«Quiero que les digamos que no vamos a hacer, y frente a peronistas que no se identifican con el oficialismo, los socialistas, los de izquierda, los docentes, los productores los trabajadores, la clase media, todos, quiero decirles que no voy a inventarme ni enemigos ni peleas sin sentido, no voy a hablar y no escuchar, y menos por cadena nacional. Basta», se comprometió.

Compartir