Compartir

La policía del barrio Don Bosco dio ayer un importante golpe durante una serie de allanamientos efectuados en distintos domicilios. Fue en el marco de una investigación por amenazas con armas producto de una deuda. Incautó dos armas –una pertenecería a la policía–, 60 gramos de cocaína y más de $50.000 en diferentes monedas.

La primera denuncia por amenazas que recibió la víctima fue el 3 del corriente y diez días más tarde se efectuó una ampliación debido a los constantes «aprietes» que habría sufrido el denunciante, quien describió a cinco sujetos como los responsables de esas intimidaciones armadas. El problema se originó por una deuda.

Desde ese momento las autoridades de la comisaría de Kilómetro 8 comenzaron a investigar a los sospechosos, quienes residen en distintos sectores de ese barrio. Una vez que se identificó a los sujetos, el funcionario fiscal Cristian Olazábal solicitó las respectivas órdenes de allanamiento que fueron autorizadas por el juez Alejandro Soñis.

Desde las 14 de ayer, entonces, comenzaron los procedimientos que contaron con la colaboración de unos 40 efectivos y del Grupo Especial de Operaciones Policiales (GEOP). Los mismos se extendieron hasta las 21, dado el hallazgo de la droga, por lo que hubo que darle intervención a la Justicia federal.

Tres de las requisas domiciliarias se cumplieron en la zona de asentamientos de Standart Sur y Norte, donde los resultados fueron negativos. Sin embargo, la policía secuestró un revólver calibre 22 y más de diez proyectiles en la vivienda de la calle Código 2403 al 600, donde vive un hombre de apellido Funes. La particularidad de la requisa fue que las balas estaban guardadas en la heladera.

DROGA, DINERO Y ARMA

El más importante de los operativos se realizó en un inmueble situado sobre Matienzo y calle Código 2436, cerca de la Escuela Técnica Provincial 707 “Ciudad de Yapeyú”. Allí funciona el multirrubro “El Topo”, perteneciente a quien la Policía identificó como José Luis Burgos.

En el patio de ese negocio se encontraron seis tizas de cocaína, balanzas, teléfonos celulares y más de 50.000 pesos en distintas monedas, como dólares y guaraníes, precisaron las mismas fuentes. En este operativo el propietario soltó a sus tres perros Rottweiler, los cuales se abalanzaron sobre los policías que debieron defenderse a tiros, dándoles muerte.

Ante el hallazgo de la droga, la justicia solicitó una orden de requisa de la camioneta Ford Ranger 0 Km y allí se incautó una pistola 9 milímetros con numeración limada que habría sido robada a un efectivo de la Policía del Chubut. La misma estaba cargada.

Según pudo saber la policía, Burgos contaría con antecedentes de una condena en Buenos Aires. Tras el allanamiento fue llevado a la comisaría para su debida identificación, extracción de huellas dactilares y luego recuperaría la libertad, se informó.

Otro dato que trascendió en medio de los allanamientos es que uno de los investigados es hermano de un efectivo. La justicia no solicitó la detención de ninguno de los sospechosos de amenazar a quien dio pie al operativo a partir de su denuncia por amenazas.

Compartir