Compartir

El hecho tuvo lugar en las primeras horas de ayer, cuando la mayoría de los concurrentes abandonaba los locales nocturnos. Alrededor de las 6 de la mañana una joven de 21 años que caminaba sola por la calle San Martín, casi Güemes, de pronto es abordada por un individuo que la obligó a subir a un auto y se dirigió a una zona de Barrio Industrial. La mujer fue violada y luego abandonada en un predio ubicado detrás de Walmart. Intervino la Policía de la Mujer y la Oficina de Delitos Sexuales dependiente del Ministerio Público Fiscal, mientras que la Brigada de Investigaciones trabaja para dar con el agresor.

El grave incidente tuvo lugar en las primeras horas de ayer, en momentos en que la mayoría de los concurrentes abandonaban los locales nocturnos. Según lo informado por fuentes policiales, alrededor de las 6 de la mañana caminaba sola por inmediaciones de la calle San Martín, en su intersección con Güemes, una joven mujer de 21 años. Según se desprende del propio testimonio aportado con posterioridad por la víctima, se encontraba en un estado de ebriedad de casi inconsciencia.

Esta situación fue aprovechada por el abusador que bajó de un vehículo, la subió a su auto y se alejó del lugar. Según el relato de la víctima, el individuo condujo hasta inmediaciones del barrio Industrial, donde habría abusado sexualmente de la mujer. Posteriormente la arrojó del vehículo dejándola tirada y librada a su suerte en un predio ubicado detrás de Wallmart. La joven fue socorrida por un circunstancial transeúnte que la llevó hasta su domicilio.

Posteriormente la joven se habría presentado en el Hospital, desde donde dieron aviso a la Seccional Primera, pero por una cuestión de competencia fue enviada a la Comisaría de la Mujer. Allí le tomaron la denuncia poniendo en marcha el protocolo de intervención en casos de delitos sexuales. Desde el Hospital se dio un informe tras la comprobación del abuso del que había sido víctima y se recuperó material genético. Cabe mencionar que la joven presentaba lesiones compatibles con el forcejeo que tuvo con el agresor.

Del hecho se puso en conocimiento a la Oficina de Delitos Sexuales dependiente del Ministerio Público Fiscal, dándose intervención al personal del SAVD que le prestó asistencia.

Buscan al vehículo y al agresor en las cámaras

A partir de que se radicara la denuncia comenzó la tarea del personal de la Brigada de Investigaciones a fin de individualizar al presunto agresor. Ya la policía cuenta con datos del vehículo en el que se desplazaba el agresor, por lo que se encuentran analizando las cámaras de seguridad de esa mencionada esquina. También se estaría trabajando sobre las cámaras de un local nocturno, un pub ubicado en la calle San Martín en un subsuelo, que se presume era el sitio donde estuvo poco antes la joven mujer.

Por otro lado se supo que al momento en el que la joven fue subida por la fuerza al auto, caminaba con dirección a su domicilio en la zona alta del centro. En base a lo dicho por la víctima, esta habría estado en principio acompañada por algunos amigos, que en el transcurso de la noche la dejaron sola y aparentemente completamente alcoholizada. Esta sería la razón por la que la joven pudo aportar pocos datos del agresor, ya que no lo recordaba con mucha claridad, se informó.

Compartir