Compartir

El hecho ocurrió esta madrugada en el barrio Moure, y hasta el momento se presume que habría sucedido durante un robo. Dos personas ingresaron a la vivienda de un hombre de 23 años, lo ataron a una silla y lo rociaron con nafta. La víctima fue trasladada el hospital donde está internado en terapia intensiva.

Minutos después de las 3.30 de la mañana dos personas ingresaron por la fuerza a una casa ubicada en la calle Código 889 del barrio Moure. Allí redujeron al hombre, lo golpearon, lo ataron con precintos y lo rociaron con combustible, prendiéndolo fuego.

La víctima del hecho es un hombre de 23 años, de apellido Tuco Núñez, de nacionalidad boliviana que vive solo en la casa, confirmó el jefe de la Unidad Regional, Luis Bidera.

Una vez que los hombres escaparon, la víctima logró extinguir el fuego de su cuerpo, se desató y se dirigió hasta la casa de unos familiares que viven cerca del lugar para pedir ayuda.

«Allí puso en conocimiento que le quisieron robar, y al ver que en las condiciones que afectaron gran parte de su cuerpo, principalmente su rostro y extremidades inferiores, dieron intervención a la policía», detalló Bidera.

Hasta el lugar se acercó personal de la seccional Quinta y Secta, quienes al ver la gravedad de las quemaduras y ante el retraso de la ambulancia, decidieron trasladar al joven al Hospital Regional en un patrullero.

El joven se encuentra internado en terapia intensiva del hospital Regional y aún no pudo brindar declaraciones ante la policía. Se dio intervención al fiscal de turno y la Brigada de Investigaciones. «Se espera que pueda dar declaraciones para confirmar si le robaron algo o si puede aportar datos de los agresores», dijo el comisario.

Asimismo, resta determinar si los atacantes llegaron hasta el lugar con la nafta en un acto premeditado o durante el robo hallaron el elemento en la casa del joven, lo que será confirmado una vez que el hombre presente mejorías y pueda declarar lo sucedido.

Compartir