Compartir

Matías Alvarez, quien sufrió una compleja fractura de pelvis volverá a ser operado tras su evolución en un centro de alta complejidad en Buenos Aires. Según confirmó el delegado de DLS Juan Manuel Scebba, el joven volverá a caminar, pero no podrá reinsertarse al trabajo en yacimientos, por lo que será reubicado en otro sector.

El lunes Matías Alvarez, de 24 años, fue aplastado por un caballete que cayó del semi de un camión mientras transportaban un equipo de perforación dentro del yacimiento de Cerro Dragón, operado por Pan American Energy.

En las primeras 24 horas su estado fue delicado, internado en la terapia intensiva de la Clínica del Valle, con pronóstico reservado por las serias lesiones que sufrió. El cuadro era complejo, tras una primera operación a horas del incidente. Sin embargo, evolucionó y pudo ser traslado a Buenos Aires, desde donde ayer confirmaron que se encuentra fuera de peligro. Así lo señaló, Juan Manuel Scebba, delegado de DLS en dialogó con Radio Del Mar.

Según explicó el dirigente petrolero, quien recibió el parte médico de Alvarez por parte del profesional de salud que tiene la empresa, el joven se recupera favorablemente y en las próximas horas sería operado de la fractura bilateral de pelvis que sufrió.

Se espera que tras esta nueva intervención, en los próximos días pueda iniciar una lenta rehabilitación, la cual le permitirá volver a caminar, una de las principales preocupaciones que se tenía luego de conocerse que el pesado caballete cayó sobre la zona de su pelvis.
«Fue lo que primero que le pregunté y me dijo que sí (por el doctor) que va a poder caminar casi con normalidad. Lógicamente en la industria del petróleo no va poder trabajar más por las secuelas que le van a quedar”, explicó Scebba.

“Pasó por un grado de salud muy complicado, que corrió juego la vida del trabajador. Me decía también el doctor que sumó mucho la contextura física del compañero; que se encontraba con buen peso, con buen estado físico y por la edad que tiene pudo pasar el accidente”, agregó. Y confirmó que se le buscará un puesto en otro sector de la industria.

“Seguramente vamos a trabajar nosotros como sindicato con la empresa para reubicarlo en un puesto de trabajo nuevo que no requiera tanto esfuerzo físico. En este momento es cuando el compañero más nos necesita y nosotros no podemos dejarlo a él ni a su familia sin trabajo”, sentenció.

UN CLARO MENSAJE

Scebba aseguró que el jueves el secretario general del Sindicato de Petroleros y Gas Privado, Jorge Avila visitó el equipo 113 y dialogó con los trabajadores, dejándoles un claro mensaje con referencia a este tipo de incidentes.

«Estuvo explicándoles que hoy en el contexto de crisis no tiene que ser un argumento para trabajar de manera insegura y apurar», sostuvo el delegado.

«Hay mucha presión en las operadoras y en los mismos supervisores, la situación es complicada y esto por ahí nos lleva a trabajar de una manera más acelerada, pensando que de esa manera vamos a poder salvar la industria. Y porque trabajemos más rápido o no, no le vamos a poder escapar a la crisis, simplemente la vamos a tener que afrontar de una manera inteligente”, sentenció el delegados.

Compartir