Compartir

Ocurrió en la madrugada de ayer en un inquilinato de Ameghino e Italia. “No pudimos hablar mucho con la mujer porque estaba en estado de shock y fue llevada en forma inmediata al Hospital”, informó el jefe de la Unidad Regional, Luis Bidera. Fue detenido un hombre de 32 años, de nacionalidad peruana y que realiza actividades de tarotista.

Fue en la madrugada de ayer, poco después de las 4 cuando a través de un llamado telefónico efectuado al 101 la policía se enteró de lo que pasaba. La mujer dijo que un hombre de nacionalidad peruana la mantenía retenida contra su voluntad, que estaba encerrada en un baño y que en un descuido de su captor había tomado un celular del hombre con el que pidió ayuda.

Inmediatamente se puso en marcha una rápida intervención para lograr dar con el paradero de la mujer, que aparentemente no es de esta ciudad y desconocía la dirección del sitio donde estaba. Finalmente y con datos que pudo aportar, se pudo llegar a ella, que estaba en un estrecho departamento en un inquilinato ubicado en la intersección de las calles Ameghino e Italia.

Al respecto el jefe de la Unidad Regional comisario mayor Luis Bidera explicó que “no pudimos hablar mucho con la mujer porque estaba en estado de shock y fue llevada en forma inmediata al Hospital. Pero en lo poco que pudo relatar dijo que había sido encontrada por este hombre de nacionalidad peruana, que la había llevado a su casa y que la tenía encerrada en el baño. La mujer nos guió más o menos por las calles que le resultaban familiares y así dimos con esta persona”.

Bidera confirmó que en el lugar fue detenido un hombre que luego fue identificado como Marcos Mamani Quispe de 32 años, de nacionalidad peruana, que era el residente del lugar y tendría como actividad tirar las cartas, ya que sería un tarotista. En cuanto a la mujer se supo que tiene 27 años y por el momento se desconoce si fue traída por el hombre desde otro lugar o si el sospechoso la encontró deambulando por la zona y la llevó a su vivienda.

En el hecho tomó intervención el personal de la Seccional Primera y posteriormente se informó de la recuperación de la mujer al fiscal de turno, recayendo el caso en manos del fiscal general Héctor Olazábal, que investiga el hecho como privación ilegítima de la libertad. En el lugar la policía dejó una custodia, luego de llevarse detenido a Mamani Quispe, a la espera de una orden de allanamiento para requisar el domicilio. (Crónica)

Compartir