Compartir

El incendio se produjo ayer en una vivienda ubicada en la zona alta del barrio La Floresta, desconociéndose las causas, aunque no se descartaba un cortocircuito. En su interior se encontraban varios niños y la madre. Vecinos colaboraron sacando rápidamente a los niños de allí, luego los bomberos se encargaron del incendio que, no obstante, había consumido todas las pertenencias de la familia.

Se trata de una vivienda de chapa, madera y material que se incendió en la tarde de ayer, en momentos en que arreciaba la lluvia. La casa se encuentra ubicada en la parte alta del barrio La Floresta en inmediaciones de las calles 12 de Octubre y Los Robles, un sitio de difícil acceso en días de lluvia.

Si bien por el momento no se pudo establecer el origen del siniestro, lo cierto es que al iniciarse el fuego, en el interior se encontraban varios niños, con su madre. Rápidamente los chicos fueron sacados de allí y se pidió una ambulancia para atender a la familia por el humo que habían aspirado. Los vecinos se comunicaron con la policía, y así fue como poco después llegaban los efectivos de la Seccional Cuarta. Casi en forma paralela llegó personal de Defensa Civil para ayudar en el lugar, mientras se esperaba la llegada de los bomberos.

Las quejas de los vecinos en el lugar fueron muchas ya que debido al mal estado de las calles anegadas por el agua y con mucho barro, era casi imposible el acceso de las dos dotaciones de bomberos que acudieron al llamado. Primero lo hizo una autobomba de ataque rápido y después llegó un segundo móvil de apoyo. Mientras tanto, los vecinos con mangueras contribuían a apagar el siniestro que en el interior de la casa arrasaba con todo. Afortunadamente no hubo que lamentar víctimas en esta ocasión, pero sí hay una familia que perdió la totalidad de sus pertenencias a raíz del incendio.

Compartir