Compartir

El intendente ratificó que participará del encuentro en el que se esperan respuestas para resolver el conflicto que pone en riesgo más de 500 puestos de trabajo en la ciudad. “Las expectativas no son del sector petrolero, sino de toda una comunidad que se sostiene de esta actividad social y económica”, subrayó.

Hoy a las 10 en la Casa de Gobierno, el gobernador Mario Das Neves se reunirá con los sindicatos, las operadoras de la región y el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca (h), para conciliar respuestas favorables que den marcha atrás a la determinación de despidos que tomó Tecpetrol.

El intendente Carlos Linares confirmó su presencia y participará para “asegurar la defensa de la estabilidad laboral de los trabajadores de la zona”.

“Si bien son los petroleros los que viven de esta actividad, todos nos encontramos impactados, en mayor o menor medida, por su productividad. Si se nos caen las regalías y la economía de la región, vamos a tener dificultades para afrontar el funcionamiento municipal, las obras, los planes de trabajo y las acciones de asistencia social”, explicó Linares sobre las expectativas de la reunión que se concretará a principios de semana.

En ese sentido, aseguró que lo que se resuelva en Rawson será decisivo para el futuro de la Cuenca, por lo que llamó a la comunidad a brindar su acompañamiento a la situación de la actividad hidrocarburífera.

“Es una lucha que debemos dar todos juntos”, expresó y se mostró optimista con la posibilidad de resolver el conflicto a la brevedad, sin la necesidad de llegar con el reclamo a Buenos Aires.

Ley de Reordenamiento Económico

Teniendo en cuenta este contexto, el intendente volvió a manifestar la necesidad de poner en vigencia la Ley de Reordenamiento Económico como medida paliativa a las consecuencias de la baja en los ingresos por regalías a los municipios de la región.

“Es fundamental que los diputados se pongan de acuerdo y que Provincia explique lo que corresponde en cuanto al detalle de la obra pública que se prevé para cada ciudad” argumentó Linares, sosteniendo que “hoy por hoy, esa plata se necesita”.

Claro mensaje a las operadoras

Por otra parte, el intendente ratificó el acompañamiento a los trabajadores de la Cuenca y señaló que a pesar de los distintos factores que condicionan la economía, “el petróleo es de los comodorenses”.

En ese sentido, el jefe de la ciudad se manifestó crítico por las decisiones que pretende adoptar Tecpetrol, mencionando que “cuando no les conviene el momento quieren abandonar, para qué hacen contratos por 20 años entonces”, cuestionó.

“El petróleo es nuestro, de los comodorenses y chubutenses. Se los digo a las operadoras, porque están convencidos de que el petróleo es de ellos, y no es así”, subrayó.

Por último, el intendente advirtió que “seremos inflexibles porque no queremos echar a nadie, pero no podemos permitir estas cosas”, respecto a la decisión de Tecpetrol de reducir el 40% de su producción. “El petróleo es la sangre de nuestra gente y no vamos a permitir que se lo lleven y no dejen nada en esta ciudad”, concluyó.

Compartir