Compartir

Mauricio Macri se molestó ayer en Davos durante una ronda de prensa ante la pregunta de un periodista argentino sobre la situación de Milagro Sala.

El enviado de un diario argentino consultó, ya en el hotel Seehof donde se aloja el mandtaraio argentino, si la detención de la piquetera Milagro Sala podía molestar a alguno de los empresarios reunidos de Davos por «encarcelar a una líder opositora» y comparó la situación a la del líder opositor venezolano Leopoldo López, puesto en prisión por Nicolás Maduro.

«¿Me lo estás diciendo en serio? No. No me lo podés decir en serio. ¡No me podés comparar a Leopoldo López con Milagro Sala! López no hizo nada malo como para que lo compares con Milagro Sala», respondió Macri y dio por terminada la rueda de prensa.

Macri llegó ayer a Davos para participar de Foro Económico Mundial; poco antes, en un encuentro con periodistas de diarios internacionales, respaldó al gobernador Gerardo Morales en su enfrentamiento con Milagro Sala.

“Me parece bien que los jueces se animen a defender el valor de la ley”, sostuvo Macri en relación a la decisión de la Justicia jujeña de mantener detenida a la combativa dirigente social.

El titular del Poder Ejecutivo fue aún más allá: “Si ellos (por los jueces) creen que se viola la ley, no tiene que haber favoritismos por más poderosos que sean a los que juzgan, como el caso de Milagro Sala”.

Compartir