Compartir

Cuando el sol estaba en todo su esplendor, el matrimonio de Irene Aros (32) y Javier Navarro (36) decidió relajarse en el mar en compañía de un inflable. Fue en la denominada «Playa Bonita» donde la pareja se introdujo al mar cerca de las 15, pero lentamente se dio cuenta de que la corriente los estaba llevando mar adentro y no tenían forma de regresar a la orilla.

Comenzaron entonces a hacer señas hasta que el matrimonio González los vio y decidieron comunicarse con los efectivos policiales de la Subcomisaria Ramón Santos.

Los agentes dieron alerta a Prefectura de Comodoro Rivadavia, Defensa Civil y al Servicio de Guardavidas. Estos últimos fueron quienes lograron rescatar a la pareja que no tenía lesiones de gravedad pero que se encontraban en un estado de shock por las casi dos horas de angustia que vivieron en el mar. (Fuente: El Patagónico)

Compartir