Compartir

El ministro de Salud de Chubut, Leandro González, anticipó que la provincia adquirirá dos mamógrafos, uno destinado al hospital de Comodoro y el otro al de Esquel. Ambos «son cabecera y tienen hospitales satélites que dependen de ellos, por eso fue un compromiso de esta gestión efectuar la licitación para adquirir para ellos dos equipos. Se va a hacer en breve, porque ahora lo más urgente es la licitación para poder comprar medicamentos e insumos». Sobre los cirujanos, que habían sido denunciado durante la anterior gestión por trabajar en clínicas privadas cuando debían cumplir horario en hospitales públicos, dijo que «están trabajando como corresponde en cada uno de sus servicios y tienen proyectos de ir aumentando la complejidad a medida que vayan teniendo los insumos para hacerlo. El equipo de cirujanos tiene la voluntad de ir jerarquizando el hospital público, lo cual es muy bueno.

González dijo que también se planifica renovar en 4 años las 103 ambulancias con las que cuenta todo el sistema sanitario de la provincia. Para eso ya se está reparando una licitación para la compra de las 25 unidades correspondientes a este 2016. Además el ministro confirmó la adquisición de mamógrafos para los hospitales de Esquel y Comodoro Rivadavia y efectuó un balance de su trabajo a dos meses de haber asumido.

Sobre la inversión en la compra de medicamentos, estimada en 28 millones, dijo que
«vamos a efectuar una licitación, en dos partes, para la compra de insumos para abastecer a los hospitales públicos de toda la provincia por un lapso de tres meses, porque vamos a hacer las compras trimestrales. Cuando tomamos la gestión, los hospitales estaban sin stock, devastados, y esto nos va a permitir descomprimir esta situación. Estamos muy contentos con los llamados a licitación para poder reabastecer y que todo comience a funcionar de la manera más regular posible».

Sobre la deuda pendiente y el pago de proveedores, dijo que «quiero ser muy claro con esto porque la anterior gestión de gobierno nos dejó una deuda de 170 millones de pesos. Nosotros fuimos muy claros y sinceros con los proveedores. Les dijimos que nos íbamos a tratar de poner al día siempre y cuando entraran recursos que nos permitieran ser serios y afrontar la misma. Pero las prioridades las marcó el gobernador, son el oxígeno y la insulina. Porque la provincia está quebrada, debemos 10 mil millones de pesos, y salud no es ajena a eso. Llamo a la reflexión, porque detrás de esto no hay falta de voluntad de pago, todo lo contrario, se hace un esfuerzo enorme».

CIRUJANOS

Sobre los cirujanos, que habían sido denunciado durante la anterior gestión por trabajar en clínicas privadas cuando debían cumplir horario en hospitales públicos, dijo que «están trabajando como corresponde en cada uno de sus servicios y tienen proyectos de ir aumentando la complejidad a medida que vayan teniendo los insumos para hacerlo. El equipo de cirujanos tiene la voluntad de ir jerarquizando el hospital público, lo cual es muy bueno. Con respecto a la cuestión judicial, dos fiscales de Trelew y Madryn desestimaron la denuncia penal que en su momento había hecho el ex ministro de Salud, Manuel Corchuelo Blasco. En cuanto a mi apreciación personal no estaba de acuerdo como estrategia, que sea directamente una denuncia penal hacia ellos, sin haber pasado los trámites administrativos correspondientes, como el sumario administrativo. Nosotros pretendemos dialogar, establecer las pautas de trabajo, pero ellos están cumpliendo sus tareas. Están dispuestos a terminar el conflicto, a trabajar libremente y en conformidad, sin estas presiones judiciales encima».

Compartir