Compartir

El viento alcanzó ayer una ráfaga máxima de 105 kilómetros por hora registrada sobre las 15. Además, sobre las 12 hubo ráfagas que alcanzaron los 83 kilómetros por hora con constantes de 54 kilómetros por hora.

Walter Maza, de la Oficina de Pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional, informó que las ráfagas del oeste se deben a una importante presión al sudoeste de Tierra del Fuego.

Hoy también se estiman ráfagas de gran velocidad y recién el tiempo comenzaría a mejorar mañana.
Lo más grave que se debió lamentar ocurrió en Rada Tilly, en donde el cartel de un supermercado ubicado en Tierra del Fuego y Almirante Brown, cayó sobre el capot de un vehículo Chevrolet -patente MTK 098- que se encontraba en el estacionamiento de clientes.

Desde Defensa Civil de Comodoro Rivadavia, en tanto, se indicó que la principal emergencia a la que debieron concurrir fue una voladura de techo en un obrador del Centro de Promoción Barrial del Stella Maris.

Mientras que en Callao y Roca el viento voló un cartel y en el barrio La Floresta hubo llamadas de vecinos que dieron cuenta de la caída de árboles.

A las consecuencias de las fuertes ráfagas se sumó un corte de energía eléctrica en sectores de los barrios Centro, Industrial, Stella Maris, Roca y Pueyrredón. Fue a causa de la salida de sistema de la celda número 2 ubicada en Kennedy, entre Crónica y Roca, informó la Sociedad Cooperativa Popular Limitada. Esto afectó también la semaforización de esos barrios por lo que el tránsito se tornó peligroso en las distintas avenidas.

Compartir