Compartir

En un trabajo de la Brigada de Investigaciones permitió establecer con alto grado de veracidad que dos presos que cumplían condenas en la Alcaidía policial aprovechaban el beneficio judicial de las salidas transitorias los domingos desde las 8 de la mañana hasta las 20 para salir a robar.

Se trata de los tristemente célebres Denis “Gato” Barrientos (26) y Damián Jaime “Jaimito” o “Androide” Martínez (25) que el último domingo apenas salieron de la Alcaidía, fueron directamente a cometer los dos asaltos a mano armada cometidos en sendos domicilios de la zona de fracción 15 y del barrio Pueyrredón donde en uno de los casos ejercieron violencia asestándole un fuerte culatazo en la cabeza al dueño de casa, tal cual este diario diera cuenta en ediciones anteriores.

Según habría establecido la investigación, la novia de uno de los imputados en estas dos nuevas causas los pasó a buscar el domingo a las 8 en la Alcadía y luego directamente se dirigieron en un Ford Focus patente HFZ 107 color champagne a cometer los ilícitos, en ambos casos, utilizando armas de fuego.

El primero de esos hechos fue apenas media hora después que salieran con sus salidas transitorias y fue en barrio Pueyrredón. En un domicilio de calle La Prensa al 900 irrumpieron violentamente en la casa donde descansaba toda una familia, llevaban sus rostros cubiertos por capuchas pero en un momento dado el jefe de la familia se animó a forcejear con uno de los delincuentes y logró quitarle la capucha, recibiendo como respuesta un fuerte culatazo en la cabeza. Se llevaron un televisor y varios elementos más.

Una hora después ya se habían alejado demasiado del domicilio anterior y se acercaban al cordón forestal, más precisamente a un domicilio de la fracción 15 donde sorprendieron a una mujer que descansaba con sus dos hijas de corta edad. Irrumpieron violentamente en la casa, apuntaron con el arma de fuego y le robaron dos teléfonos celulares y unos 2.000 pesos en efectivo.

En el primer caso actuó la Seccional Tercera y en el segundo la Comisaría Quinta, aunque ambas causas fueron trasladadas a la Brigada de Investigaciones que esa misma tarde logró detectar a los sospechosos desplazándose en el Ford Focus color champagne que sería luego secuestrado por personal policial de la Seccional Sexta ya que carecían de documentación.

No obstante, ese domingo los dejaron en libertad ya que faltaban aún elementos de prueba contundente como para imputarles los dos asaltos. Éstos vendrían con el correr de las horas, con seguimientos silenciosos y con imágenes contundentes de cámaras de seguridad que muestran el vehículo y los sospechosos en los lugares de los robos.

Allanamientos positivos

Ya con todas las pruebas reunidas, tanto los oficiales de Brigada como el Fiscal a cargo de las causas solicitaron las respectivas órdenes de allanamientos. Fueron cuatro en total, sobre calle Cabo Valdez 3.326 del barrio Isidro Quiroga, Juan Díaz de Solís 2.268, Sarmiento 1.395 y calle 554 al 2.074. Justamente, varios de los elementos secuestrados fueron secuestrados en el domicilio de la madre del “Gato” Barrientos, informó la policía.

Para asombro de los sabuesos policiales, se encontraron, entre otras cosas, con una tira de 20 cartuchos antiaéreos, aparte de guantes y prendas de vestir utilizadas durante el atraco, entre ellos un particular mameluco con la insignia de la empresa recolectora de residuos detectada en el domicilio de “Jaimito” Martínez, y una tricota de policía, además de proyectiles de diversos calibres y algunos de los teléfonos celulares sustraídos a las víctimas.

Lo cierto es que ambos reos cumplían condenas por hechos similares y aprovechando el beneficio judicial salieron el domingo a robar, acumulando dos causas más a sus extensos prontuarios.

Compartir