Compartir

En una tarde de intenso calor el CART y Portugues empataron 1 a 1. Los goles los marcaron, Cristobal Pereyra para el aurinegro y Gabriel Zarzosa para los lusitanos.

Ni bien se iniciaba el encuentro Román Castillo metía un bonito taco para el ataque de Ramiro Tolosa, el balón pasó muy cerca del travesaño, y era un aviso para el aurinegro. Portugués se mostraba concentrado y mejor posicionado en los primeros minutos.

Los ataques de ambos equipos no llegaban al arco con jugadas claras de peligro, solo a los 16’ Rada Tilly por primera vez con Mauro Frías probaba al arco, luego de un pase en profundidad, pero el balón terminaba unos dos metros por sobre el travesaño.

Juan Macías comenzaba a tener una buena tarde, mostrándose luego en todo el partido con una gran seguridad bajo los palos, la misma que puso cuando a los 20’ Kevin Pedlone entraba al área, pero perdía en el achique con el guardameta.

La frutilla del postre cuando fenecía el primer tiempo lo puso Gabriel Zarzosa de tiro libre. A unos 25’ del arco custodiado por Mariano Bordeira, Zarzosa hizo una ejecución perfecta, el zurdazo entró cruzado y fuerte al ángulo, en un verdadero golazo. Portugués se iba al vestuario con un cierto alivio; Rada Tilly, había consumido dos cambios.

Rada Tilly metía presión en cada jugada, hasta que luego de un tiro de esquina ejecutado por Emiliano Alcalá, hubo un rebote y la pelota le quedó justa en los pies a Cristóbal Pereyra al borde del área chica, quien le pegó bajo y a la derecha del arquero para convertir el empate. Era la única pelota que perdía el arquero lusitano, en una tarde notable.

Más tarde, Román Castillo se perdía la oportunidad de convertir frente al arquero Bordeira a los 14’; luego, las tarjetas amarillas comenzaron a mostrarse en las jugadas a destiempo y desleales.

A los 36’ llegó el yerro más relevante del árbitro Linares, cuando Eduardo Arenas de Rada Tilly comete una tremenda falta a Tomas Yáñez, para tipificarla en tarjeta roja directa; pasado el medio campo cuando estaba en ataque el jugador “lusitano”. El árbitro se acercó rápido, extrajo la tarjeta roja, la tenía en la mano, pero al ver que Arenas también estaba sentido, dejó que lo sacaran del campo de juego.

Arenas, un gran actor de teatro y para el aplauso, tres minutos más tarde ingresaba al campo de juego.Después, el partido se tornó más fuerte, lleno de faltas, mucha calentura también con el árbitro. Y si bien los equipos ponían todo para ganar, terminó en empate. Igual, por suerte, los jugadores no se negaron el saludo entre ellos cuando terminó el encuentro, porque lo cortés no quita lo valiente.

Compartir