Compartir

En el radicalismo chubutense, como quedó reflejado en la reciente visita que realizó a la provincia para participar del discurso de apertura de sesiones que realizó el gobernador Mario Das Neves, hay un malestar creciente para con Mauricio Macri, a quien apoyaron en las elecciones del año pasado y de quien creen no está respetando los acuerdos previos a formar la alianza cambiemos.

El presidente del Comité Provincia de la UCR, Raúl Barneche, fue recientemente despedido del Senado ya que figuraba en la lista de los casi 300 empleados de planta transitoria. Su desvinculación fue producto del decreto 107/16 impulsado por la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, tras haber realizado un relevamiento que fue corroborado por las entidades gremiales.

En los considerandos de la medida, la titular del Senado advierte que “durante el transcurso de los últimos años se han dictado diversos actos administrativos nombrando agentes en la Planta Temporaria” sin respetar los principios de estricta necesidad del Senado.

Para dar de baja a estos agentes temporales, incluido Barneche, Michetti hizo un relevamiento que fue corroborado por las entidades gremiales que confirmaron la decisión basada en que la continuidad de los mismos “resultaría agraviante para la ciudadanía”, ya que fueron previamente designados “en forma indiscriminada y sin control”.
La vicepresidente citó en su decreto la Ley 24.600 que determina que la planta temporaria “responde a la planta política de gabinete y que cumplen tareas esencialmente transitorias y cesan con el cambio de mandos, a menos que sus servicios sean requeridos por las nuevas autoridades”, algo que no ocurrió con estos casi 300 casos.

Hay que recordar que apenas asumió también Michetti había dado de baja a un sobrino del ex senador por Chubut y actual titular de la Unidad Fiscal AMIA, Mario Cimadevilla, al cual luego reincorporó. Según trascendió la semana pasada, Cimadevilla tiene un hijo y un sobrino trabajando en el Senado.

Compartir