Compartir

“Me preguntaron si quería que esto saliera a la luz, yo soy una persona conocida y pública pero hoy podría ser una menos -dijo. Por todas las mujeres que sufren violencia tengo que hacerlo público” remarcó Celia Maya.

“En mi caso me tocaron personas maravillosas que me ayudaron, desde la Fiscalía, mi abogado, mi familia -aseguró. Pero yo insistí que esto se hiciera público para que se sepa, para mostrar los vejámenes a los que esta persona (el imputado Ivo Marinho) me sometió. Él iba dispuesto a matarme, no lo logró, pero en mi vida hay un antes y después, no solo por las lesiones físicas sino por las lesiones psicológicas. A la fecha estoy con tratamiento psiquiátrico y puedo decir que lo único que me salvó fue estar haciendo rehabilitación y estar en el agua que es mi profesión” dijo.

“Esta persona creyó que esto se podía tapar porque tiene muchos amigos y de hecho nos costó mucho llegar a esta instancia. Pero hay 16 testigos que refutaron su negativa” dijo.

Finalmente la víctima pidió: “quiero que las mujeres que pasan por esta situación sepan que se puede, que no existe la vergüenza y que a través de este proceso lo que se logra es la dignidad. Lo hago no solo por mí sino por todas las mujeres. Piensen que una persona aunque te dé lo que sea, te regale lo que sea que te ofrezca, no tiene derecho a sacarte la vida. Ningún hombre puede agredir a una mujer y mucho menos matarla. Afortunadamente en mi caso no lo logró, pero él venía por mi vida” sostuvo Celia Maya,que espera justicia a partir del juicio al que Marinho está siendo sometido.

El Tribunal rechaza una suspensión de juicio a prueba y va a juicio a pedido de la víctima

El hecho que se ventila ocurrió el 12 de abril de 2013 en el domicilio de Rosalía Celia Mayas, en Rada Tilly. El abogado penalista Juan Carlos Smith que la representa, en diálogo con este medio explicaba que “en ocasión de terminar su relación con el sr Ivo Javier Mariño fue atacada brutalmente por este hombre que ingresó al domicilio de Celia Mayas por la fuerza. La golpeó brutalmente y esto le generó muchas lesiones en la cabeza y el percho. La golpeó en el pecho sabiendo que la sra tiene problemas cardíacos y a partir de allí debió seguir un tratamiento médico intensivo, pero también desde el punto de vista psiquiátrico y psicológico”- explicó el abogado.

Durante la semana pasada se inició el juicio en el que tanto la víctima como el imputado ya prestaron declaración además de varios testigos. El juicio es presidido por la juez penal dra Mariel Suárez, en tanto que la Fiscalía es representada por el fiscal general Julio Argentino Puentes, y al imputado lo representa un defensor oficial. A través de esa defensa Ivo Mariño solicitó una suspensión del juicio a prueba pero la querella se opuso y la juez no hizo lugar a ese pedido, debido a que el hecho se encuadra no solo en lesiones, sino también en violencia de género, por lo cuál se inició el juicio.

Según dijo el querellante, su defendida quedó muy afectada por éstos hechos y “tuvimos una ardua lucha para llegar al juicio, porque hubo múltiples suspensiones de distintas audiencias hasta que finalmente llegamos al juicio. Es un hecho muy grave de violencia de género”- consideró Smith. Testimonios que complican al imputado. Cabe mencionar que en la jornada del jueves declaró la víctima, quién con lujos de detalles relató lo ocurrido y el daño que sufrió y la situación de violencia sistemática a la que se vio sometida. El hecho fue calificado como lesiones graves agravadas por violencia de género y por eso la querella pidió tres años de prisión para el imputado Ivo Mariño en caso de ser considerado responsable del hecho. Smith explicó que “se pidieron tres años porque se trata de una primera condena, ya queno tiene antecedentes, pero queremos que esta situación que perjudicó gravemente a la sra Maya tenga un final. Ella quiso llegar a esta instancia, más allá del resultado para que se conozca este hecho grave, en el marco de la violencia de género que soportó”- dijo.

Por su parte Mariño negó su responsabilidad en el hecho, al momento de declarar, diciendo que “todo es una fantasía de Maya”. Pero ya fueron varios los testigos que pasaron por el tribunal y dieron su testimonio, entre ellos los policías que acudieron a la emergencia que complican la situación de Mariño. Si bien la pena no es de cumplimiento efectivo, no obstante Mariño tiene una restricción de acercamiento hacia Celia Maya, restricción que podría prevalecer luego del juicio, a pesar que luego del incidente que motivó la instancia judicial no hubo otros acercamientos a la víctima, según confirmó su abogado. Para el martes venidero el Tribunal resolverá sobre el hecho, de modo que se conocerá el resultado del debate. (Fuente: Diario Crónica)

Compartir