Compartir

El juez federal Claudio Bonadio citó a indagatoria como imputado al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, en la causa por la tragedia de Once, que en 2012 provocó la muerte de 51 personas.

La decisión de Bonadio se conoció cinco días después de que el Tribunal Oral Federal 2 (TOF2) difundiera los fundamentos del fallo que condenó a 8 años de prisión al ex secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi y a 6 a Ricardo Jaime, su antecesor en el cargo. En la sentencia del TOF2, De Vido quedó sujeto a investigación por su eventual responsabilidad en el siniestro ferroviario de Once, en su carácter de superior jerárquico de Jaime y Schiavi. “Pese a haberse acreditado una intervención determinante en los hechos de parte Juan Pablo Schiavi y Ricardo Raúl Jaime, quienes durante el ejercicio de sus cargos posibilitaron la creación de riesgos ilegítimos, ello no eximiría de responsabilidad a Julio Miguel De Vido, ya que difícilmente se puede alegar un desconocimiento acerca de las circunstancias que aquí hemos probado”, fundamentó el tribunal al pedir la investigación del ex funcionario. El TOF2, que condenó a 21 de los imputados en el juicio por la tragedia de Once, fundamentó en el fallo que el abandono premeditado del mantenimiento del material rodante de la línea Sarmiento fue ideado por las empresas presididas por Sergio Cirigliano, pero contó con la “imprescindible colaboración” de los ex secretarios de Transporte Jaime y Schiavi.

El juez Bonadio convocó a De Vido como imputado para el 21 de abril, cuando deberá presentarse a indagatoria en los tribunales federales de Comodoro Py. De Vido actualmente es diputado nacional por el Frente para la Victoria. El ex funcionario kirchnerista puede ser investigado, llamado a indagatoria, procesado y embargado, y los fueros parlamentarios sólo lo protegen de las restricciones a su libertad ambulatoria.

El fiscal del juicio por la tragedia de Once, Fernando Arrigó, instó a la Justicia a que continúe la investigación en relación con De Vido “máxime que varios imputados en su indagatoria manifestaron su responsabilidad”.

Tras la lectura, Zulma Ojeda, madre de Carlos Garbuio, una de las 51 víctimas de la tragedia, se mostró confiada en el avance de la investigación. “Soy una de las pocas familiares que en vez de llevar el rostro de mi hijo tengo el rostro de Julio De Vido en mi remera, desde un primer momento. Se lo dije a la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) cuando me llamó, yo le dije sobre la responsabilidad de De Vido, pedí hablar con él y ella me dijo que me quedara tranquila, que si era Magoya, iba a caer, y sé que finalmente va a caer Magoya”, dijo la mujer.

Compartir