Compartir

Ni lerdo ni perezoso, en medio del torbellino de Panamá Papers y la imputación del presidente Mauricio Macri, el fiscal Guillermo Marijuán apresuró algunos procesos burocráticos y administrativos e imputó a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner por el supuesto delito de lavado de dinero en la causa en que se investiga la llamada “ruta del dinero K”.

Demasiado escándalo imprevisto para los gestores comunicacionales de Macri debido a las cuentas offshore en paraísos fiscales, originaron un embate judicial que causalmente se roba toda las tapas de los medios nacionales.

Tras la extensa declaración de ayer de Leonardo Fariña, “valijero” de Lázaro Báez, en la que el hombre mencionó a la ex presidenta y a su esposo Néstor Kirchner en hipotéticas maniobras de lavado de dinero y fuga de divisas que se organizaron alrededor de la financiera SGI.

Los dichos de Fariña también involucran al ex ministro Julio De Vido, quien también fue imputado por el fiscal este sábado.

Mientras tanto, miles de ciudadanos y militantes de organizaciones kirchneristas y asociadas a la causa nacional y popular, estarán en las inmediaciones de Comodoro Py el próximo miércoles para acompañar a la ex Presidenta cuando declare ante el juez federal Bonadío.

Compartir