Compartir

El intendente Carlos Linares recibió ayer a los integrantes de los gremios petroleros, Jorge Avila y José Llugdar; de Camioneros, Jorge Taboada; y de la Uocra, Raúl Silva; quienes anunciaron medidas de fuerza a realizar esta semana en función de la falta de cumplimiento al acuerdo nacional celebrado con las operadoras.

Ante todo, los dirigentes gremiales resaltaron el incumplimiento de las operadoras, acotando que además siguen los despidos «por goteo». Ahora la situación excede el ámbito provincial y si bien el gobernador Mario Das Neves medió, es el gobierno de Mauricio Macri el que incumple el acuerdo suscripto en febrero.

Hoy, en tanto, los gremios con sus respectivas comisiones directivas decidirán el plan de lucha que comenzará el viernes con el paro de 12 horas de los petroleros convencionales y continuaría con otro de 72 horas la próxima semana.

Tanto el intendente Carlos Linares, como los sindicalistas, plantearon que la economía regional comienza a resentirse por el corte en la cadena de pagos, más allá de los despidos que se producen en los ámbitos estatal y privado, sobre todo en el petróleo.

El intendente diría luego que en este encuentro «cada sindicato planteó su problemática y vemos que es común a todos porque está cayendo la producción petrolera, caen las regalías y esto afecta las arcas provinciales y municipales».

Linares también dejó en claro que desde Comodoro y Chubut, «todos los gestos que había que dar se dieron. El trabajador aceptó plan vacacional, retiro voluntario, jubilaciones, suspensiones y todos hemos coincidido en que esto no da para más».

A este dato, el intendente sumó el gesto del Gobierno provincial que aporta 2,50 dólares por barril, «un gesto más que loable, y no estoy de acuerdo porque los chubutenses ya dimos mucho y tenemos que seguir poniendo».

En este marco, «se planteó una reunión abierta con el resto de las organizaciones de la ciudad para exponer cómo hacer frente a este problema socioeconómico que ahora se presenta. A tal fin se ha convocado a la Cámara de Comercio, empresas petroleras, de la construcción y pymes para plantear cómo será el plan de lucha.

Compartir