Compartir

El secretario de Gobierno adelantó ayer que el Ejecutivo y el Ente de Control definieron, en función de los pedidos de actualización tarifaria de las asociaciones Taxistas Unidos y TAXA, que el servicio costará un 25% más, desde el momento en que la suba sea avalada por el Concejo. El incremento se completará con un 8% más previsto para setiembre. En la reunión con los concejales, ayer también se habló del camino Roque González.

El secretario municipal de Gobierno, Máximo Naumann, concurrió ayer a una reunión con los concejales de la comisión 1, en la que se habló del futuro aumento de taxis y distintos proyectos que, tanto en el Cuerpo Deliberativo como en el Ejecutivo, se desarrollaron para mejorar la seguridad vial en el camino Roque González.
«Desde el municipio nos comentaron que han trabajado en la actualización tarifaria de taxis junto al Ente de Control de servicios públicos y que en breve trasladarán la propuesta al Concejo», explicó el titular del bloque Cambiemos, José Gaspar.

Al respecto, Naumann detalló: «la tarifa será desdoblada en un 25% de aumento a partir de la aprobación y un 8% acumulativo en septiembre, lo que equivaldría en realidad a un 35%, similar al aumento acordado el año pasado».
El aumento de la tarifa va de la mano con una mayor exigencia respecto a la calidad del servicio, que hoy presenta constantes quejas de los usuarios, sobre todo en cuanto a la oferta de unidades y los horarios.
«No se habló de la cantidad de licencias, sí se hizo referencia a la necesidad de optimizar el sistema», aclaró Gaspar.

Mientras, Naumann reconoció esta problemática y dijo que están trabajando con el área de Transporte «para controlar que haya unidades en la calle, que se cumpla con la cobertura de las paradas, porque muchas veces la gente denuncian que no están los taxis donde tienen que estar y que se les dificulta acceder a una unidad en horario nocturno. Hablamos con los gremios y advertimos que vamos a controlar el cumplimiento del servicio», sostuvo.

Compartir