Compartir

Este lunes al mediodía se realizó la marcha en defensa de la Educación Pública y Gratuita convocada por la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y a la que han adherido diferentes organizaciones. La misma concluyó con un acto en la plaza de la Escuela 83. Tanto las autoridades de la casa de altos estudios –encabezadas por su rector, Alberto Ayape- como las diferentes organizaciones estudiantiles, docentes y no docentes están llamando a la comunidad a sumarse a este reclamo que se da a nivel nacional. La marcha contó con una importante participación de la comunidad educativa y también asistió el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares.

En representación de los docentes del CUP, Ricardo Manso remarcó que “decimos ´presente´ en esta enorme e histórica marcha con la que llegamos desde la Universidad hasta el centro” tal y cómo “hicimos en Buenos Aires. Estamos pidiendo la reivindicación de salarios que están desfasados de acuerdo a la canasta, además, venimos denunciado que el presupuesto no alcanza y que el 97% del mismo se va en salarios”.

Desde el Centro de Estudiantes del Colegio Universitario Patagónico sostuvieron que “queremos soluciones no sólo por salarios o presupuesto, sino también para mejores condiciones edilicias. Queremos crecer y avanzar. Necesitamos estar todos unidos”, remarcó una de las alumnas. Y agregó que “estamos sin clases desde hace 25 días y queremos avanzar. Siempre vamos a acompañar a todos los universitarios en la lucha”.

Por su parte, Gerardo Pérez, en representación del claustro de graduados universitarios, sostuvo que “viendo la situación, si bien celebro la convocatoria, lamento que tengamos que encontrarnos nuevamente recordando que la Educación es Pública y Gratuita. Parece que cada tantos nos tenemos que encontrar en esta lucha”.

Por ello, Pérez pidió que “no caigamos en esto porque hace mucho vienen con este ataque a la educación pública. Hoy estamos ante un gobierno con otras prioridades, nos dijeron que mejoraran dentro de poco, pero hay cosas que no pueden esperar como los jubilados, la gente con menos recursos, la educación o la salud”.

Compartir