Compartir

El frustrado robo ocurrió ayer a la tarde en un domicilio de la calle Alvear al 1300, casi Misiones. Se trata de un sector muy transitado por peatones, automovilistas y además circula la línea 1 del transporte de pasajeros.

El damnificado contó que los delincuentes «reventaron» los vidrios de una ventana del frente de casa para poder ingresar.

Pensaban que no había ocupantes y revolvieron muebles de dos habitaciones. En una de ellas había un televisor nuevo que el dueño todavía no había instalado en una de las paredes.

Los ladrones pensaban que no había personas en la casa. Sin embargo, la mujer del propietario estaba en la parte trasera y cuando se percató que había ladrones en la casa comenzó a hacer ruido para ahuyentarlos. Los individuos, que al menos serían dos, se asustaron y abandonaron su plan delictivo. Tanto fue el susto que no se llevaron ni el televisor nuevo que estaba en su respectiva caja. Salieron por el mismo lugar que ingresaron y corrieron hacia la zona alta del barrio Pietrobelli. Cuando llegaron la policía de la Seccional Segunda y el propietario, su esposa se encontraba sana y salva, y su coraje permitió poner en fuga a los visitantes. La Policía Científica se encargó de levantar huellas con el propósito de tratar de identificar a los autores que serían del mismo barrio.

(Fuente y foto: El patagónico)

Compartir