Compartir

En el marco del tenso panorama que vive Caleta Olivia a raíz de las demoras registradas en el pago a los empleados municipales, fuentes confirmaron que durante las asambleas se evaluaron diferentes opciones ante la falta de respuestas. Una fue sostener el piquete durante el fin de semana largo y otra instalarse en los accesos a los supermercados de la ciudad que, según declararon, sería “sin que esto signifique saqueos” sino impedir el ingreso de los consumidores. Gendarmes se cruzaron con empleados municipales.

El secretario general del SOEMCO, Daniel Reyes, dijo en La Cien Punto Uno que los gendarmes “avanzaron a las patadas”, que incluso “golpearon a las mujeres” y que “no sirvieron los carteles de Ni una Menos. Y ante la avanzada tuvimos que responder”.

“El avance de la Gendarmería fue muy duro y quedamos a 50 metros de la ruta”, explicó.

Mientras tanto, el intendente Facundo Prades está reunido con la gobernador Alicia Kirchner.

Compartir