Compartir

El presidente Mauricio Macri, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, y las principales figuras del gabinete analizaron en la Casa Rosada qué hacer con las tarifas de gas después de la Justicia lograra frenarlo. Si bien se esperan un anuncio oficial esta tarde, trascendió que la solución del Gobierno será aplicar topes del 400% a los aumentos, el mismo método que anunciaron hace tres meses.

Según supo la agencia NA, entre los anuncios estará el de redefinir el tope del 400% de la suba que se había fijado. Este no fue aplicado sobre el total de las facturas, por lo que los incrementos en muchos casos fueron muy superiores.

Decenas de fallos en al menos nueve provincias indicaron a los usuarios no pagar las facturas con los aumentos y ordenaron a las empresas distribuidoras que reimpriman los comprobantes con los precios que regían hasta el 31 de marzo. Además, la Justicia de La Plata resolvió anular el tarifazo en todo el país.

El Gobierno, en tanto, espera que la Corte Suprema de Justicia resuelva el per saltum presentado por Aranguren para evitar tener que apelar uno por uno los fallos adversos. Todas las miradas están puestas en la habitual reunión de acuerdos de los martes, que será la última antes del inicio de la feria judicial, dado que allí el máximo tribual decidirá si toma o no el pedido del Gobierno.

El Gobierno ya había retrocedido con el tarifazo en abril, cuando estableció topes de 400% sobre el valor del metro cúbico de gas para los usuarios residenciales y del 500% para los comercios. Sin embargo, llegaron facturas con subas de hasta 2.500%, principalmente en la Patagonia.

A las 18.30 Aranguren, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, darán una conferencia de prensa para explicar este máximo y adelantar los pasos judiciales que tomarán.

Compartir