Compartir

Alrededor de las 04:25 del domingo, un conductor de una camioneta utilitaria Renault Kangoo se estrelló contra el muro perimetral del Cementerio Municipal de Río Gallegos, causando su derrumbe parcial. A bordo del mismo viajaban seis personas, incluyendo tres menores. Dos adultos que fueron trasladados preventivamente al hospital.

AutoGallegosEl hecho ocurrió cuando un utilitario Renault Kangoo de color rojo avanzaba sobre la avenida Teniente Carlos Béccar de Río Gallegos, a la altura del cementerio municipal. A bordo, viajaban su conductor –un hombre de 45 años- acompañado por una mujer de 41 y otro varón de 38. Además, en el rodado viajaban tres menores de 5, 12 y 13 años.

Poco antes de llegar a la esquina con la calle Matías Mackinlay, el conductor perdió el control del vehículo, el cual terminó saliéndose del asfalto, “trepándose” a la vereda e impactando de frente contra el cerco perimetral de la necrópolis, provocando el derrumbe de una de sus planchas.

Se acercaron al lugar efectivos de la Seccional Tercera, a los que se sumaron personal de Tránsito Policial y Tránsito Municipal, quienes prestaron auxilio a los accidentados, al tiempo que solicitaban una ambulancia al Hospital Regional al percatarse de que algunos de ellos presentaban dolores y golpes.

Según informa Tiempo Sur, una vez arribado personal del móvil sanitario decidió el traslado de la mujer y el hombre de 38 años al nosocomio, para su observación y primeros auxilios.

Por otra parte, tras el test de alcoholemia habría quedado en evidencia que el conductor habría ingerido bebidas alcohólicas, por lo que el vehículo fue secuestrado y quedó a disposición del Juzgado de Faltas.
El tránsito sobre la avenida Béccar quedó interrumpido durante varias horas, mientras los efectivos retiraban los restos y realizaban el peritaje pertinente.

(Fuente: adnsur)

Compartir