Compartir

Vecinos que paseaban junto a su perro por el paseo costero de Rada Tilly, a las 21 horas cuando lloviznaba, alertaron que animal sufrió una descarga eléctrica al acercarse a una farola de iluminación ubicada en la senda peatonal, a la altura de las bajadas 16 y 15, en cercanías del Casino ubicado en la Costanera.

Por suerte, no fué grave y el cachorro llamado “Homero” se encuentra en perfecta condiciones; esperemos las autoridades municipales encargadas del mantenimiento del paseo costero trabajen de manera preventiva al respecto, debido a la gran cantidad de vecinos que utilizan dicha senda para realizar actividades deportivas y recreativas.

Compartir