Compartir

La semana que viene se presentará oficialmente el nuevo régimen de compras “puerta a puerta” para bienes adquiridos en el exterior, vía Internet. En marzo de este año, el director de la AFIP, Alberto Abad, había confirmado estos cambios, aunque el anuncio se demoró más de lo esperado. Por eso, seguían las colas de hasta seis horas en la oficina del Centro Postal Internacional en Retiro.

Esta modalidad de compra, suspendida desde enero de 2014, no sería de apertura total sino que seguiría habiendo restricciones de cantidad, peso y dinero. Pero se ampliaría la variedad de productos que se pueden traer desde el exterior. En principio, se podrán adquirir solo 5 productos por año (antes se permitían solo dos), que no superen los 50 kilos ni estar valuados en más de 1.000 dólares. A pesar de lo inminente del anuncio, “todavía hay cosas por cerrar”, dijeron ayer desde uno de los organismos involucrados en el nuevo sistema. Además de la AFIP, interviene el Ministerio de Producción y la Aduana. Y hubo muchas idas y vueltas desde aquel anuncio de Abad. Estuvo a punto de salir (“la gacetilla estaba lista”, dijo ayer una fuente) pero lo postergaron.

1) Se podrán hacer hasta cinco operaciones por año, mientras que ahora están permitidas sólo dos. Cada una de estas compras no podrá superar los 1.000 dólares ni pesar más de 50 kilos.

2) Se amplió también el listado de mercaderías que se podrán ingresar. Si bien todavía no se conoció en detalle, podrían adquirirse telas, comidas, juguetes y celulares, que antes tenían muchas restricciones.

3) El grueso de las operaciones las harán los correos privados, como FedEx, DHL y UPS. El Correo Argentino sólo distribuirá compras de bultos de hasta dos kilos y 200 dólares. Las que superen ese monto o pesaje deberán hacerse por los privados.

4) Luego de hacer la compra, los consumidores deberán presentar una declaración a través de la web de la AFIP, y pagar el impuesto.

5) No se precisó aún la franquicia que deberán pagar estas operaciones. Los libros no abonarán tasas ni tampoco será necesario hacer la declaración en la web.

Compartir