Compartir

Los trabajadores petroleros cobrarán el aumento del 18%, en el transcurso de los primeros cuatro días hábiles de agosto, tal como estaba firmado en la paritaria. Se trata de un acuerdo que hasta ahora es solamente ratificado por las operadoras y no por las empresas de servicios que aún niegan hacer los pagos sin antes discutir la productividad.

El acuerdo fue firmado por la Cámara de Empresas Productoras de Hidrocarburos (CEPH) y los sindicatos de Chubut, Santa Cruz, Neuquén, jerárquicos de la Patagonia Austral, los jerárquicos de Cuyo y la Federación. La Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (CEOPE) no envió representantes.

La resolución dice: «la autoridad de aplicación -el Ministerio de Trabajo- exhorta a la parte empresaria a abonar los salarios del mes de julio de 2016 con el porcentaje de aumento (18%)». Y el área de Jorge Triaca también estableció que las empresas y sindicatos tienen que asistir a las siguientes convocatorias a la Comisión Técnica.

El incremento salarial cerrado en la paritaria es del 30%, pagadero en tres cuotas. El primer tramo de 18% -con el sueldo de julio, antes del 4 de agosto-, un 5% con el sueldo de noviembre y el restante 7% para enero. Incluye, además, un bono de 20 mil pesos en dos cuotas. La CEOPE todavía amenaza con no pagarlo.

«Si no está depositado el sueldo con aumento al cuarto día hábil, hay conflicto el quinto día hábil», dijo el portavoz de Petroleros Privados Chubut, Carlos Gómez, quien también es diputado provincial, en una comunicación con El Patagónico. Además, reiteró que el acuerdo solamente es con la CEPH, mientras que CEOPE se levantó de la mesa.

«El acuerdo con la CEOPE sigue siendo complicado porque se retiraron de la discusión. Hemos sido claros: en las empresas que se pague el aumento, se trabajará; en las que no, no», advirtió el dirigente petrolero en diálogo con este diario. «Ha sido una suerte de amenazas y presiones con las cuales intentaron correr a los trabajadores», subrayó.

Compartir