Compartir

Alrededor de 500 gendarmes estarían llegando a Santa Cruz en las próximas horas y la premisa que deberá imprimir la Justicia es de “asegurar la transitabilidad por las rutas” teniendo en cuenta la precaución que genera en diferentes ámbitos oficiales la situación de conflictividad de la zona norte de Santa Cruz.

Funcionarios de Nación temen por la agudización del conflicto social que vive la localidad y todo el flanco norte de Santa Cruz.

Si bien la ciudad de Caleta Olivia presenta comúnmente matices de conflicto sociales, cortes y piquetes, los realizados en los últimos días generan una perdida cuantiosa de ingresos a los estados nacionales, provinciales y municipales.

Conocido el piquete de trabajadores petroleros en Ruta 12, se podrían además sumar desde este lunes manifestaciones y reclamos de empleados municipales y docentes, informó Voces y Apuntes.

La orden sería de asegurar el libre tránsito por las rutas pero sin represión.

Compartir