Compartir

Se trata de Jaime Andrade, de unos 60 años y de nacionalidad colombiana, que había llegado a esta ciudad hace unos dos años.

Residía en un inquilinato en barrio Abel Amaya. El viernes al mediodía mientras caminaba por el cordón forestal el hombre fue atacado por al menos tres perros que le ocasionaron lesiones en distintas partes del cuerpo. La más grave resultó ser el seccionamiento de la arteria femoral, lo que le produjo una gran hemorragia. El herido ya hospitalizado fue intervenido quirúrgicamente, aunque debido a la gravedad de su estado terminó falleciendo el sábado.

Compartir