Compartir

Además llamó a votar y “reventar las urnas” en las elecciones petroleras de noviembre. Fue ayer en un multitudinario acto realizado en el Gimnasio Municipal Nº1 donde se recordó un nuevo aniversario de la Agrupación 7 de Octubre. “Loma” Ávila enumeró los logros de su gestión “después de históricas promesas que no se cumplieron” en gestiones anteriores, agradeció a los trabajadores y les pidió su apoyo para la renovada lucha a partir del 4 de noviembre.

La Agrupación 7 de Octubre, nacida para recordar aquella fecha histórica de la toma de TERMAP en 2005 cuando “comenzamos a cambiar nuestro propio destino, a formar y refundar el sindicato en defensa de los trabajadores y las familias” recordó precisamente aquellos días y el nuevo camino iniciado desde entonces pero, además, se transformó en parte de la campaña con vista al 4 de noviembre cuando “Loma Ávila volverá a triunfar y logrará la reelección porque reventaremos las urnas contra los traidores”, señaló el presidente de la agrupación, Hugo Cabral.

El pasaje por el escenario mayor tuvo palabras de referentes de la Rama Femenina como Fabiola Quiroga y Shirley García y propios candidatos de la Lista Azul como Martín Haro y Carlos Gómez, quien realizó un encendido llamado a “sostener los logros del nuevo tiempo porque la lucha se plantea en todos los órdenes, provincial y nacional, en diferentes secretarías, porque debemos seguir peleando día a día por los puestos laborales y por nuestras familias”.

Convocó también al escenario a los jubilados petroleros que participaron en aquel 7 de octubre en Caleta Córdova y enumeró logros en favor de ellos y “en el respaldo que logró Loma Ávila cuando el viejo sindicato tenía 3.000 afiliados y hoy, gracias a las gestiones y a la permanente tarea en favor de los trabajadores, contamos con 11.000 afiliados que sin olvidarnos de lo que se ha hecho, reventará las urnas el 4 de noviembre en favor de una reelección para así como se muestra hoy, seguir respaldando a quienes pusieron lo que hay que poner y no se marcharon como traidores”.

El reelecto secretario general de petroleros jerárquicos, José Llugdar también se sumó a la “asamblea de respaldo” que recuerda el 7 de octubre de 2005, señalando que “no hay dirigente que haya peleado de manera más fuerte y en favor de los trabajadores que Jorga Ávila. Los tiempos son difíciles pero se ha logrado paliar con lucha, gestiones y discusiones muy fuertes pero siempre logrando lo mejor para el compañero petrolero, y eso continuará sucediendo con su triunfo gracias al apoyo de ustedes”, dijo, lo que volvió a desatar el sonar de los bombos y cánticos y el despliegue de banderas que cubrieron cada centímetro del Gimnasio Municipal Nº 1.

Finalmente, Jorge Ávila se adueñó del centro del escenario para agradecer y pedir el apoyo para la renovada lucha, remarcó logros “después de años de espera y de históricas promesas que jamás se cumplieron pero que hoy, gracias a esta conducción se hacen realidad como el plan habitacional para los petroleros de Sarmiento, a la escuela dirigencial desarrollada que permite la presencia de nuevos cuadros sindicales, las viviendas en fracción 14 y 15 que se entregarán en dos semanas pero, sobre todo, el pleno apoyo de los casi 11.000 afiliados al gremio de los que solo faltan los traidores que se abrieron en defensa de intereses personales”.

Finalmente y luego de volver a incentivar a votar el 4 de noviembre y a ganar a través de la “marea azul” con la que, se reiteró, “reventaremos las urnas”, Ávila denunció la vigilancia personal que sufre a través de un drone y señaló que “podrán decir o mostrar no sé qué movimientos pero, muchachos, mejor sería que trabajen en defensa de los compañeros más que en vigilar o intentar encontrar en mi persona un punto parecido a la traición que ustedes mismos realizaron”. Fuente: Crónica

Compartir