Compartir

A las 20 de ayer Jorge De la Serna viajaba en un Renault Mégane hacia Laprida cuando, por razones que son materia de investigación policial, perdió el control del vehículo a la salida de una curva de la Ruta 1, a metros del ingreso a Bella Vista Norte y volcó sobre el campo. El auto dio unos cuatro tumbos y quedó a unos cincuenta metros de la calzada. De la Serna salió despedido del habitáculo.

De la Serna viajaba a bordo de un Renault Mégane patente DEB 120 en dirección este-oeste y al despistarse volcó campo abajo. El coche dio al menos cuatro tumbos. Quedó a unos 40 metros de la calzada.

Su conductor, según informaron en el lugar los rescatistas, salió despedido del habitáculo ya que no habría llevado colocado el cinturón de seguridad. En el último giro el vehículo le habría aplastado la caja torácica.

Según uno de los testigos del accidente, el bombero Eduardo «Chino» Benítez -quien viajaba en un Volkswagen en dirección contraria, acompañado de su hijo-, a la salida de la curva el Mégane se cruzó de mano y él alcanzó a esquivarlo por centímetros.

Compartir