Compartir

«El acatamiento ha sido del 100 por ciento. El trabajador está totalmente concientizado de lo que es el reclamo. Ahora tendremos un compás de espera la próxima semana y en caso de no haber ningún tipo de novedades, las medidas serán más intensas» advirtió Jorge Uliarte, secretario general de la Asociación Bancaria en Comodoro Rivadavia, tras la movilización que en horas de la mañana realizaron más de 100 empleados bancarios de entidades públicas y privadas.

Con tacos altos y corbatas al cuello; redoblantes y bombas de estruendo, los empleados bancarios de Comodoro Rivadavia volvieron a marchar ayer por las calles del centro de la ciudad, tal como hicieran el último 14 de abril cuando pidieron un aumento mínimo del 30% en paritarias, repudiaron los tarifazos y rechazaron los más de 50 despidos que por entonces se habían producido a nivel nacional.

Esta vez el reclamo también estuvo vinculado con la paritaria, pero pidiendo por la reapertura para el segundo semestre y teniendo en cuenta la inflación y los tarifazos que también afectan al bolsillo.

Más de 100 empleados bancarios marcharon por la calle San Martín, luego de haberse concentrado en la nueva sucursal que tiene el banco HSBC en la avenida San Martín al 900.

En principio estaba previsto que a las 11 se iniciara la movilización. Sin embargo, se decidió comenzar a caminar minutos antes. Así, bajo el sonido de los bombos y redoblantes, cánticos y bombas de estruendo que resonaron en todo el centro, los bancarios caminaron hasta la calle Güemes, regresando por avenida Rivadavia hasta la plaza de la escuela 83.

Compartir