Compartir

Este domingo, a tres minutos de terminar el partido entre Huracán de Comodoro y Germinal de Rawson en la cancha de Huracán. Un puñado de efectivos policiales custodiaba al equipo visitante, que pasaba a la siguiente ronda, cuando comenzaron los disturbios. La hinchada de Huracán intentó ingresar a la cancha y rápidamente se generalizó el desorden. Hubo corridas, golpes, pedradas y botellazos que determinaron la intervención de los efectivos policiales, que respondieron con postas de goma con las escopetas antidisturbios y hubo varios lesionados.

En determinado momento se hablaba de un hincha que había quedado tirado en la cancha tras caer de una altura considerable y dar directamente con la cabeza en el suelo. Hubo otro que resultó con un balazo de goma en la cabeza y una mujer policía que recibió un fuerte golpe en la cabeza, producto de una pedrada y fue sacada desvanecida en una ambulancia. Al menos dos hinchas fueron llevados en una ambulancia hasta el Hospital, en tanto que dos vehículos particulares se abrieron paso como pudieron desde la puerta de Constituyentes y Trevisan para trasladar a otros dos hinchas heridos.

Mientras esto pasaba el grueso de la columna de hinchas que se desplazó hasta el portón de acceso, conforme salían provocaban más disturbios, siendo corridos por los efectivos de la Montada y de Canes por la avenida Constituyentes hacia abajo, hasta la intersección con la avenida Chile. Un grupo numeroso de hinchas se refugió en la vereda del sindicato de los petroleros, desde donde agitaban sus camisetas con los colores de Huracán, mientras el grueso de los efectivos custodiaba a los jugadores de Germinal, escoltándolos hasta el micro que los llevaría de vuelta a su ciudad.

Compartir