Compartir

Finalmente llegó el día en que Rada Tilly se coronó como el mejor de Primera “B”. Hasta la última jornada debieron luchar los dirigidos por Diego Gelinger para coronarse como los mejores del Torneo Final. No dejó dudas que fue el mejor del certamen, los números hablan por si solo. Con diez partidos ganados, tres empatados y tan solo uno perdido, -ante General Roca en la segunda fecha- 15 goles en contra y 30 a favor, el aurinegro fue el más regular de todo el certamen.

Prueba vigente una vez más que el sacrificio y la constancia con el tiempo rinden sus frutos, dado que este tercer campeonato en menos de un año – teniendo en cuenta el ascenso a la Primera “B”- es una consecuencia del trabajo que se viene realizando en el Club hace ya cuatro años manteniendo el proyecto del entrenador y la base de un equipo consolidado que va generando alegrías.

No fue un partido fácil el de ayer, ya que la necesidad de ganar ante Palazzo estuvo latente con el fin de no poner en peligro la consagración del campeonato. Pero le costó en demasía generar peligro en el arco contrario al local, porque el aguilucho fue un rival ordenado que realizó mucho desgaste a la hora de defender.

El primer tiempo en cuanto actitud y futbol fue paupérrimo por ambas partes, y en el complemento la devoción y las ganas de convertir por parte de Rada Tilly, generó ocasiones para la apertura del marcador por intermedio de Mauro Frías y luego el broche de oro por parte Emiliano Alcalá, que no solo estiró cifras, sino que fue la frutilla del postre para obtener el campeonato y la chance neta de llegar a Primera “A” al jugar la promoción.

Compartir