Compartir

Tal como estaba previsto ayer al mediodía se realizó una multitudinaria movilización y acto en la rotonda “Diego Zamit”, de rutas 3 y 26, en defensa de los puestos de trabajo petroleros, y en general, de la Cuenca del Golfo San Jorge. Fue el inicio de un plan de lucha que los sindicatos petroleros encaran con la intención, si es necesario, de llevar el reclamo a la propia Capital Federal. Todo dependerá si se cumple el envío de 1.600 telegramas de despido en la Cuenca.

Del acto participó el intendente Carlos Linares quien afirmó que su presencia en esta lucha es permanente, y aseguró que “esta pelea no es de un solo sector, sino de todos los comodorenses y nos van a encontrar de pie en defensa de la economía regional. Porque si el petróleo tiene problemas, toda la región tiene problemas. Así que vamos a seguir defendiendo a ultranza este derecho porque el 2017 no va a ser un año fácil”.

El acto multitudinario convocó la presencia de las principales autoridades municipales y provinciales, con la participación de todos los secretarios municipales de la ciudad; el vicegobernador Mariano Arcioni; concejales; algunos diputados provinciales de esta ciudad, y los líderes petroleros, Jorge Ávila y José Llugdar.

En la ocasión el intendente sostuvo firmemente que “esta protesta frente a las políticas de achicamiento del gobierno nacional hay que llevarla directamente donde está la fuente de decisión que es Buenos Aires. Y me parece que si los funcionarios nacionales no entienden que hay problemas y que hay una crisis enorme que puede originar una masa de despidos muy grave, hay que hacer un gran mensaje y llevar a la gente y estar allá donde se toman las decisiones”.

“Es un orgullo estar todos unidos en esta lucha -añadió-. Otra vez demostrando que somos uno solo. Pero hay que enviar un mensaje claro al gobierno nacional. Esta distancia que nos separa hace que no nos escuchen, pero llegó la hora de tener que hacer la próxima reunión en la Plaza de Mayo” adelantó.

En ese sentido, el intendente reafirmó que “hoy queremos dejar en claro que Comodoro está unido para defender la cuenca. Las diferencias están a 1.800 kilómetros de distancia pero vamos a acompañar a los líderes sindicales en esta lucha. Hoy veo mujeres, familias enteras, vecinalistas y ciudadanos que están reunidos, y eso es bueno para todos” sostuvo. ió.

Compartir