Compartir

Rada Tilly hizo el esfuerzo para lograr el ascenso pero no le alcanzó. Pudo empatar en uno la serie, sin embargo, Oeste Juniors contaba con ventaja deportiva, y esto le permitió mantener la categoría.

Rada Tilly completó ayer una gran producción, fue el que dominó gran parte del encuentro y quizá mereció algo más por el buen futbol y el mayor volumen que desplegó durante varios minutos, pero recién a los 80 representó esa superioridad en la red y no estuvo fino en el instante de la definición.

Obligado por el resultado en contra fue Rada Tilly el que se mostró más ambicioso y trató de adelantarse pese a que sufrió el viento en contra en el primer tiempo; con el manejo de Lucas Pinda, la progresión por la derecha de Emiliano Alcalá y con algunos toques de Cristian Millahual se ubicó como protagonista y fue el que más aproximaciones creó, aunque sin marcada peligrosidad. En tanto que el rival se acomodó de a poco y elaboró la más saliente de los primeros 20 minutos cuando se escapó por la derecha Carlos Pereyra que remató fuerte y apenas desviado.

No obstante el equipo de la Villa Balnearia continuó siendo más prolijo para armar juego y llegó por los costados al borde del área, aunque un tiro libre de Millahual y un remate desde lejos de Alejandro Novillo fueron las situaciones más favorables y que representaban el predominio parcial. Justamente un tiro libre de Millahual al primer palo y que Isaías Guzmán despejó con las rodillas, fue otra alternativa de gol.

Oeste fue cuidadoso y siempre respondió bien ante cada propuesta rival, y tuvo sus mejores momentos cuando apretó arriba y dispuso de otra muy propicia con un tiro libre de José Contreras que iba al ángulo, pero que en una gran intervención Mariano Bordeira la mandó al córner.

La tendencia se mantuvo y hasta se acentuó en los primeros minutos del complemento, porque los radatillenses en menos de 10 minutos crearon tres alternativas para anotar con ensayos desde lejos de Emiliano Alacalá, un córner casi olímpico de Millahual y una buena asociación vertical que terminó con un derechazo de Novillo que contuvo el arquero Guzmán.

Para tratar de mantener el dominio y representarlo en el marcador “Rada” introdujo dos delanteros y retrasó unos metros a Novillo, y si bien expandió el juego sobre el terreno enemigo, pocas veces fue profundo como para romper el cero. De todas maneras insistió y redituó con las pelotas detenidas y un centro casi frontal de Millahual al área le quedó a Cristóbal Pereyra, que casi desde el piso plasmó, hasta ese entonces, la tan buscada como merecida conversión.

El partido quedó completamente abierto y un gol modificaba toda la confrontación, pero los de Valle C -aquejados por el desgaste físico- sintieron el gol positivamente debido a que esa situación límite los hizo reaccionar y salieron del fondo y presentaron oposición un poco más lejos de su arco, inclusive Diego Nievas quedó frente al arco en soledad, pero no pudo ante el buen cierre de Del Río. En tanto que el rival ya no pudo ser tan incisivo y se le hizo dificultoso originar llegadas y se terminó resignando. Así los dirigidos por Marcelo Saldaño atraparon el éxito final y seguirán siendo de A.

Compartir